null: nullpx
Violaciones

Prueba de ADN revela que un hispano raptó y violó a una niña de 6 años en California

El sospechoso es familiar de la víctima, y se la llevó a plena luz del día cuando jugaba con otro niño en las afueras de su casa, abusó de ella y la abandonó. Pudo ser identificado tras someter evidencias de ADN de la escena del crimen, con las muestras de una mujer relacionada con el presunto criminal.
16 Oct 2019 – 10:13 PM EDT

Un hombre hispano, de 45 años de edad y residente de Monte Bello, ha sido identificado como el presunto secuestrador y violador de una menor de 6 años de edad. El caso es un hito de la ciencia luego que, por primera vez, forenses lograron identificar a un sospechoso a través de pruebas de ADN a un familiar suyo.

Francisco Javier López presuntamente secuestró a la menor cuando jugaba con otro niño de 4 años, al frente de un complejo de apartamentos, en la cuadra 1400 al sur de la calle Townsend, el domingo 15 de julio de 2012, entre las 6:00 a 6:30 de la tarde, dijo el jefe de policía de Santa Ana, David Valentín.

De acuerdo con el reporte, el sospechoso estacionó su auto, se acercó a la niña y le dijo: "Tengo algo para que le des a tu madre ", luego la agarró y se la llevó. Acto seguido, condujo a un estacionamiento en el área, donde agredió a la menor y la abandonó.

Tras aproximadamente dos horas de búsqueda, la niña fue hallada, divagando por las calles de un sector cercano a su domicilio. Los detectives recolectaron pocas pistas, entre ellas la descripción del vehículo utilizado en el secuestro, la descripción general del sospechoso que se utilizó para crear un boceto del hombre y el ADN recuperado de la escena del crimen.

Sin embargo, por años las pruebas de ADN no coincidían con la base de datos de criminales masculinos a nivel nacional.

En 2014, una mujer, familiar de López fue detenida por un crimen no especificado y su ADN entró en la base de datos. Sin embargo, hasta 2018, los científicos forenses de California no podían establecer conecciones de ADN con mujeres acusadas, por lo que las evidencias de este tipo se limitaba a hombres acusados.

"El ADN permaneció en el sistema estatal durante cuatro años hasta que la ciencia lo atrapó", dijo el principal fiscal del condado de Orange Todd Spitzer.

Las muestras de ADN de la mujer detenida, coincidieron con las encontradas tras la violación de la menor, impulsando así una investigación a los parientes de la criminal y fue así como a principios de este año, las pistas condujeron a los investigadores a Francisco Javier López.

"Después de que el ADN familiar apuntó a los detectives hacia López, se vigiló al sospechoso", dijo Spitzer. "Los investigadores recolectaron una muestra de ADN de López "basado en las cosas que el hombre desechó, y el Laboratorio del Crimen del Condado de Orange hizo una correspondencia directa con el ADN de la escena del crimen de 2012", agregó el fiscal.

López, está detenido sin derecho a fianza y es acusado de cinco cargos de actos lascivos con un niño menor de 14 años, tres cargos de penetración sexual de un niño menor de 11 años, secuestro, copulación oral a un niño menor de 11 años, relaciones sexuales con un niño menor de 11 años y disuadir a un testigo.

También se enfrenta a acusaciones que agravan su sentencia por causar daños corporales y lesión a un niño menor de 14 años y secuestro agravado.

De ser declarado culpable, enfrentará prisión de por vida sin posibilidad de libertad condicional.

Detalles sobre el caso del hombre de California sentenciado a 230 años de cárcel por violar por años a la hija de su novia (fotos)

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés