Sucesos

Por tomarse una selfie destruyó una exhibición artística de $200,000 en California

Una mujer intentaba tomarse una foto con las obras de arte, pero perdió el equilibrio y cayó sobre una de las bases provocando un efecto dominó con el resto.
15 Jul 2017 – 8:17 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- ¡Todo por una selfie! Una mujer que intentaba tomarse una selfie en una exhibición de arte en Los Ángeles, California, provocó daños en las obras que costarán unos 200,000 dólares reparar. El desastre quedó grabado en las cámaras de vigilancia y le está dando la vuelta a Internet.

Aunque ocurrió hace dos semanas, los internautas no paran de ver las imágenes de las coronas que componen la exposición cayendo de sus bases en efecto dominó. La muestra artística afectada es The 14th Factory del artista británico Simon Birch, quien tardó entre 20 a 30 horas en elaborar cada una de las piezas estropeadas.


En el video se observa que la mujer pretendía tomarse una selfie frente a una de las coronas en exhibición, pero al agacharse buscando el mejor ángulo perdió el equilibrio y tumbó una de las bases, causando la caída de otras.

Se estima que cada una de esas coronas derribadas cuesta unos 20,000 dólares. Algunas de ellas sufrieron un daño irreparable.

El creador de la exhibición dijo a la prensa que algunas coronas estaban enchapadas en oro, otras eran de nylon y algunas estaban hechas de varios materiales. Por eso, explicó, la mayoría fueron reparadas con " un poco de pegamento".

El artista mencionó que no se tomó ninguna acción en contra de la mujer, identificada como una estudiante, porque fue considerado como un accidente.

Sin embargo la polémica no paró ahí, pues se levantó un fuerte rumor de que todo se trataba de un montaje para hacer publicidad de la exhibición, pues la persona que subió el video a Youtube escribió en su descripción que "el resto de The 14th Factory era única en su tipo". Además, recomendó: "vayan a visitarla antes de que cierre a fin de julio (o antes de que más piezas se rompan)".

Ante las sospechas que levantaron sus comentarios, los medios empezaron a especular. Tanto así que la vocera de la instalación de arte salió a desmentir esa versión. "Ha habido especulación sobre si esto pasó realmente o es un truco publicitario. La verdad es que sucedió y fue captado por nuestras cámaras de seguridad", le djo Jocelyn Ingram a la web LAist en un correo.

"Ahora que está en la red, nos gustaría más dirigir la atención repentina que ha tenido este desafortunado evento hacia el arte en el espacio de The 14th Factory y el artista detrás de las obras", lamentó Ingram y agregó que cada escultura derribada tiene la labor no solo de concepción del creador, sino de diseñadores 3D y trabajadores que ensamblan las piezas.

"Sería muy irracional de parte del artista detrás de estas esculturas dañar intencionalmente su propio trabajo esperando obtener algún beneficio", señaló.

Vea también:

El joven ruso de los 'selfies' extremos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés