Inmigrantes indocumentados

Pagarán $190,000 al inmigrante que detuvieron 2 meses tras denunciar que le robaron el auto

El salvadoreño indemnizado quedó bajo custodia de ICE tras reportar a la Policía de San Francisco que le había robado el coche. Esto significó una violación a la política de ciudad santuario.
30 Jun 2017 – 7:58 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El gobierno de San Francisco, California, acordó indemnizar con 190,000 dólares a un indocumentado que permaneció durante dos meses en un centro de detención de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), tras reportar el robo de su auto a la Policía local.

La detención de Pedro Figueroa Zarceno, de 33 años y originario de El Salvador, significó una violación a la política de ciudad santuario promulgada en San Francisco para evitar que sus policías transfirieran a los indocumentados que no han cometido delitos graves a las autoridades migratorias.


Dicho acuerdo monetario, que aún debe ser aprobado por la junta de supervisores del condado de San Francisco, fue anunciado por la abogada de Figueroa Zarceno, Sarai Hussein. “Tenemos que asegurarnos que todos y cada uno de los policías locales están siguiendo esas políticas santuario y vemos que en el caso del señor Figueroa eso no ocurrió”, comentó la litigante a la agencia AP.

El salvadoreño fue detenido luego de enterarse que la Policía había localizado su auto, que él había reportado como robado en noviembre de 2015. Le dijeron que necesitaban que se presentara en una estación de esa agencia a firmar unos documentos, pero al salir lo estaban esperando agentes de ICE. Las autoridades dijeron entonces que había una orden de arresto contra alguien con su nombre.

El centroamericano salió libre dos meses después, tras una serie de peticiones legales hechas por abogados y a la protesta de organizaciones proinmigrantes.


Figueroa Zarceno, un trabajador de la construcción, demandó en enero al gobierno de San Francisco por violar su ley de ciudad santuario. Después de su salida del centro de detención de ICE, él se unió a la lucha contra los operativos migratorios y las deportaciones en el norte de California.

“Lo que me sucedió fue muy injusto y fue una injusticia”, dijo Figueroa Zarceno. “Fui a la estación de policía para buscar ayuda y no me dijeron lo que estaba pasando y me arrestaron y me trataron mal”, agregó.

Uno de los propósitos de la ley de ciudad santuario era precisamente alentar a los inmigrantes a denunciar los delitos sin temor de que los entregaran a las autoridades migratorias.

San Francisco estuvo en el centro del debate nacional luego que un indocumentado con varias deportaciones asesinara a Kathryn Steinle, de 32 años, en junio de 2015. Ese caso ahora se expone en comerciales de televisión pagados por una organización antiinmigrante.


En fotos: Un día en la rutina de arrestos de ICE en la era de Donald Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés