null: nullpx
Trabajo

“Nos echan a la policía sólo por trabajar honradamente”

Trabajadores callejeros que instalan accesorios a los automóviles fueron blanco de un operativo del LAPD en la zona centro.
9 Mar 2016 – 8:12 PM EST

Varias personas que se dedican a instalar aparatos de sonido, alarmas o luces a los automóviles, así como el polarizado de ventanas o la reparación de cortos eléctricos, recibieron multas durante un operativo que la Policía de Los Ángeles (LAPD) llevó a cabo la mañana de este martes.
El operativo incluyó inspectores de negocios de la ciudad, agentes de tránsito (los llamados “ticketeros”) y hasta elementos del Equipo de Armas y Tácticas Especiales (SWAT), contó a Univision 34 Los Ángeles uno de los afectados que grabó en video parte de las acciones policíacas.

Los trabajadores de la calle 11, entre las avenidas Stanford y Central, fueron sorprendidos cuando una docena de patrullas bloqueó los accesos a esa vialidad para empezar a realizar inspecciones y expedir infracciones.

“Al principios pensamos que era inmigración, porque hasta estaban pidiendo identificaciones”, dijo uno de los trabajadores callejeros.


Wilbert Mejía fue uno los que recibió citatorio para presentarse en la corte por violar el código municipal que prohibe hacer reparaciones a un vehículo en la vía pública y por no tener licencia comercial.

“Nos echan a la policía por estar trabajando honradamente, nos dan ‘tickets’ a nosotros y no van por los que andan robando”, reprochó Mejía, quien suele ganar de 80 a 100 dólares diarios polarizando ventanas de carros.

Los trabajadores del área aseguran que el operativo policíaco es para acabar con esa actividad laboral callejera, ya que varios inmuebles de la zona han sido adquiridos por nuevos inversionistas.

El administrador de uno de los negocios ubicados en esa calle, quien pidió no ser identificado, comentó que pese a que los trabajadores callejeros no son gran competencia, sí es buen mantener un control para mantener la zona limpia y con espacio para los clientes que en ocasiones no encuentran lugar para estacionarse.

Dijo que los que se dedican a trabajar sin permiso son pocos y no sobrepasan la cifra de 20.



Operativo fue en respuesta al crimen: LAPD
Ricardo Hernández, vocero del LAPD, confirmó que se llevó a cabo el operativo y que estuvo enfocado en las actividades comerciales sin permiso.

“No hubo arrestos, sólo se dieron ‘tickets’ y ‘warnings’ (advertencias)”, dijo el oficial Hernández.

El operativo fue en respuesta a un incremento en los índices de criminalidad que ha registrado la zona, apuntó el portavoz del LAPD.

“La competencia entre los negocios legítimos y los ilegítimos está provocando eso”, mencionó el oficial Hernández. “El operativo fue para limpiar la zona de quienes no tienen permiso”.

La licencia comercial, explicó, permite que los negocios de la calle 11 puedan tener un trabajador en la vía pública.
“Pero hay muchos que están ahí por su cuenta”, agregó el oficial Hernández.

RELACIONADOS:TrabajoEmpleoNegociosLocal

Más contenido de tu interés