Estafa y Fraude

No tenía dinero para los sueldos de sus empleados y fingió su secuestro para no pagar

María González reportó a la Policía haber sido víctima de robo, violación y secuestro. Pero el monto que supuestamente le quitaron era exactamente la suma que les debía a los trabajadores de su compañía de camiones. La mujer llegó tan lejos que hasta se amarró las manos con un cable de teléfono y se hizo heridas falsas.
5 Sep 2018 – 9:47 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– María González, una mujer de Fresno, denunció a la Policía que había sido víctima de un asalto a mano armada, secuestrada e incluso sospechaba que también habían abusado sexualmente de ella, pues quedó inconsciente y luego despertó amarrada sin entender lo que pasaba. Pero dos días después las autoridades descubrieron que todo era una mentira.

¿La razón? González, de 33 años, no tenía con qué pagar los 9,000 dólares que debía a los empleados de su negocio familiar de camiones y decidió evadir su responsabilidad inventando todo un crimen.

La mujer reportó que justo antes de las 2:30 pm del sábado estaba detenida en la intersección de la calle Floradora y la 8, cuando dos hombres negros enmascarados se subieron a su auto y le pusieron un arma en la cabeza. Luego, los supuestos atracadores le dijeron que manejara y en cierto punto solo recuerda haber perdido el conocimiento. González aseguró a la Policía que despertó cerca a una casa con las manos atadas y un trapo en la boca.

La supuesta víctima llegó herida y todavía medio amordazada en busca de las autoridades en Fresno y les dijo que además le habían robado la suma de 9,000 dólares que supuestamente le iba a pagar a sus empleados de la compañía M & C González Trucking.

Sin embargo, algo no les encajaba a los detectives, quienes expertos en su trabajo decidieron continuar la investigación con un largo interrogatorio a González. Luego de dos días y tras mostrarle un video del área donde supuestamente había ocurrido el secuestro, en el que no se veía nada, hicieron que ella misma confesara que todo era un engaño.

"La realidad es que ella no tenía los 9,000 para pagarle a los contratistas y por eso inventó esa historia", afirmó el jefe de Policía de Fresno, Jerry Dyer, en una conferencia de prensa este lunes.

La mujer llegó tan lejos que hasta se amarró las manos con un cable de teléfono y se hizo heridas falsas, de acuerdo con Dyer. Además, agregó que en el hospital ella narró llorando que se detuvo porque había dos perros cruzando la carretera cuando los dos hombres entraron al carro.

También señaló que al despertar tenía "mojada su ropa interior" y que sospechaba que había sido abusada sexualmente.

"Ella ofreció extremos detalles en términos de cómo había podido salir de la silla trasera, cómo pudo desbloquear la puerta, y todas esas cosas pudo explicarlas en detalle, pero había muchas cosas que no podía contar", dijo el agente y explicó que por ejemplo era muy raro que los ladrones se llevaran el dinero, pero hubieran dejado el resto de su bolsa intacta.

Sumado a las inconsistencias de su historia, también descubrieron que cerca a su auto había solo huellas de ella.

Ahora las autoridades buscan una orden de arresto contra González por hacer un reporte falso a la Policía, lo que es considerado un delito menor.

"No solo que esto creó una cantidad enorme de trabajo y sacó a nuestros detectives de otros casos en los que pudieran haber estado trabajando o deberían haber estado trabajando, pero generó mucho miedo en nuestra comunidad", advirtió el jefe policial.

Mira también:



En fotos: Estos son los fugitivos más buscados de Los Ángeles

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés