null: nullpx
Inmigración

“Necesito a mi papá”, el emotivo testimonio de una niña cuyo padre fue arrestado por ICE

La niña que grabó con su celular cuando su papá fue detenido por ICE habló ante el Senado de EEUU como evidencia del impacto que tiene la persecución de indocumentados en los niños estadounidenses.
30 Mar 2017 – 10:36 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- A la edad de 12 años Fátima Avelica pudo completar el Maratón de Los Ángeles 2016 gracias al apoyo que le daba su padre, quien cada fin de semana la acompañaba a sus entrenamientos.

Pero el apoyo, el ánimo y el impulso que le daba su padre para alcanzar sus metas se esfumó cuando la mañana del 28 de febrero agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) arrestaron a su papá que la acompañaba camino a la escuela en un vecindario de Los Ángeles.

Fátima, quien tiene 13 años de edad, grabó con su teléfono celular ese momento del arresto que le ha cambiado la vida a ella y a toda su familia, según el testimonio que este martes leyó ante senadores de Estados Unidos como evidencia del impacto que las políticas migratorias están teniendo en los niños estadounidenses que son hijos de padres indocumentados.

El emotivo testimonio de Fátima refleja lo importante que ha sido la figura paterna en su vida y de la necesidad de tenerlo a su lado para avanzar en el maratón de la vida.

“Fue la cosa más difícil de ver”, dijo a los senadores sobre el haber sido testigo del arresto de su papá, Rómulo Avelica, de 48 años, quien ha cumplido un mes en el centro de detención de ICE en Adelanto, California, donde enfrenta un proceso de deportación a México.

Desde su encierro, Rómulo se ha convertido en un símbolo de la lucha contra las redadas y deportaciones, mientras que ahora su hija Fátima es un ejemplo del impacto que la política migratoria tiene en los niños estadounidenses que son hijos de padres indocumentados. En todo el país se estima que casi 6 millones de menores de edad están en esa situación.

El otro maratón de Fátima


“Nunca pensé, en toda mi vida, que experimentaría ver a cómo me arrebataban a mi papá, él siempre estuvo a mi lado para ayudarme en las dificultades que he tenido, es la persona que sostenía a mi familia, ahora estamos viviendo al día y viendo a ver qué pasa”, mencionó secándose las lágrimas.

El día que arrestaron a su papá, dijo Fátima, se quedó en la escuela porque sabía que ahí alguien la apoyaría y porque su papá le ha enseñado la importancia de la educación.

Contó que gracias al apoyo de su papá ella pudo terminar el maratón de Los Ángeles que corrió el año pasado.

“Mi papá siempre estaba en mis prácticas de fines de semana, con su bicicleta detrás de mi para asegurarse de que no me rindiera”, dijo mostrando la medalla del maratón.

Acompañada de su hermana Yuleni, la menor de la familia, Fátima dijo que tres días antes visitó a su papá y que se encontraba muy delgado.

“Tengo miedo de que con el tiempo vaya a cambiar más... Me dijo lo mucho que quiere estár en casa con nosotros”, mencionó con dificultad debido a que el llanto le interrumpía el habla.

Fátima comentó que planea ir a la escuela de derecho para convertirse en una abogada de inmigración, lo cual consideró sería como correr un nuevo maratón.

“Y sé que puedo terminarlo, pero necesito a mi entrenador ahí, necesito a mi papá”.


Vea también:

Retratos del fin de la compasión hacia los inmigrantes en la era Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés