Inmigrantes indocumentados

Inmigrante le pone rostro a la lucha contra las deportaciones desde una cárcel de ICE

El caso de Rómulo Avelica, quien fue arrestado por ICE en Los Ángeles cuando llevaba a su hija a la escuela, es considerado un símbolo en el movimiento comunitario en contra de las políticas migratorias del presidente Donald Trump.
15 Mar 2017 – 1:31 AM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Desde su encierro, en una cárcel de inmigración en Adelanto, California, Rómulo Avelica dice estar dispuesto a no rendirse y luchar contra las deportaciones.

Este inmigrante mexicano de 48 años fue arrestado el pasado 28 de febrero cuando llevaba a la menor de sus hijas a la escuela en el vecindario de Highland Park, en Los Ángeles.

Agentes de la Servicio para el Control de Inmigración y Aduanas (ICE) lo interceptaron por una orden de deportación que se originó cuando un abogado lo defraudó, pero que se agravó cuando en 2009 fue detenido, según las autoridades, por conducir en estado de ebriedad.

Julio César Ortiz, reportero de Univision 34 Los Ángeles, tuvo acceso exclusivo a la cárcel de inmigración para realizarle una entrevista en la que Rómulo agradece las muestras de apoyo de la comunidad, dice que no se rendirá y pide a la comunidad continuar la lucha.

El dolor que dice sentir por ese encierro que lo ha separado de su familia lo refleja en lágrimas, pero no pierde la esperanza de reunirse con su esposa y sus cinco hijos, la familia que este mexicano formó durante los 25 años que lleva viviendo en Estados Unidos, desde que emigró su natal Nayarit.

A dos semanas de su encierro en el centro de detención de ICE en Adelanto, Rómulo Avelica es considerado un símbolo en la lucha contra las deportaciones y el endurecimiento de las políticas migratorias del presidente Donald Trump.

"Es como si te quitaran un pedazo de ti"

Uno más en el mapa

El día que lo detuvieron, Rómulo pasó a formar parte de la estadística de inmigrantes que ICE mantiene detenidos a diario en más de 200 cárceles por todo el país.

Cifras oficiales obtenidas por Community Initiatives for Visiting Immigrants in Confinement (CIVIC) indican que el gobierno federal mantiene encarcelados a un promedio de 411,000 inmigrantes cada día.

En la cárcel a la que Rómulo fue ingresado el promedio es de 1,852 detenidos al día y es administrada por GEO Group, una de las empresas privadas que más se han beneficiado por el confinamiento de inmigrantes.

Desde esa cárcel este inmigrante mexicano afirma que no se rendirá hasta quedar libre, porque considera que no merece estar encerrado.


"Soy de inmigración"

Su caso es considerado un símbolo en la lucha que encabezan organizaciones comunitarias para evitar la injusta deportación de inmigrantes durante la era del presidente Donald Trump.

“Esa lucha que están haciendo por mi, síganla”, dice Rómulo.

Los agentes de ICE lo detuvieron, dice el inmigrante, sólo estaban identificados en sus ropas con la leyenda de 'Policía', como se observa en el video que grabó su hija Fátima, de 13 años de edad, a quien llevaba a la escuela.

“¡Que te bajes te estoy diciendo!”, recuerda Rómulo las palabras con las que un agente lo obligó a bajar del vehículo ante su desconcierto. Cuando uno de ellos le dijo “soy de inmigración”, fue cuando supo de lo que se trataba.

La separación de su familia durante las dos semanas que lleva vistiendo un uniforme naranja en la cárcel de ICE ha sido para Rómulo una pesadilla.

“Es como si te quitaran un pedazo de ti”, dice.


El inicio de una batalla

El equipo legal que prepara la defensa de Rómulo Avelica está confiado en que pronto obtenga su liberación bajo fianza y que un juez de inmigración le permita quedarse en el país.

Su abogado, Peter Greyshock, indicó que Rómulo podría ser beneficiado con una Visa U gracias a la colaboración que han tenido de la Policía de Los Ángeles (LAPD).

Para Alan Diamante, abogado de inmigración, el caso de Rómulo es el inicio de una batalla muy grande, un símbolo en la lucha y un ejemplo para que el gobierno de Estados Unidos sepa que la comunidad no se va a dejar en este tipo de situaciones.

Y Rómulo Avelica lo sabe, por eso tiene la esperanza de que pronto dejará el encierro para reunirse con su esposa e hijos.

“Tengo que aguantar, para poder estar con ellos”, dice. “Y ojalá que Dios me lo conceda”.

Lea también:


Lo que cuentan las manos de los campesinos indocumentados en #UnDíaSinInmigrantes

Loading
Cargando galería

El arresto de Rómulo grabado por su hija

Publicidad