null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Migrantes, deportaciones y el ‘sueño americano’: algunas de las razones por las que hoy Tijuana es una ciudad de albergues

La ciudad en la frontera del sur de California se ha convertido en el punto de espera de miles de migrantes centroamericanos que buscan conseguir un beneficio de asilo en Estados Unidos.
19 Jul 2019 – 10:33 PM EDT

Tijuana es la sexta ciudad más poblada de México, con casi 2 millones de habitantes. Sin embargo durante 2019 esa cifra aumentó a propósito de las caravanas de migrantes de Centro América, cuyo principal destino era Estados Unidos, pero los cambios en las políticas de asilo de la administración Trump, cambiaron los planes de muchos de ello, convirtiendo a la ciudad fronteriza en una ciudad de albergues.

Autoridades locales estiman que hay más de 1,500 migrantes Tijuana y entre las nacionalidades del grupo se identifican haitianos, venezolanos, chilenos, guatemaltecos, hondureños, nicaragüenses, salvadoreños y mexicanos. En la ciudad de Baja California, están operativos unos 17 albergues para migrantes y de acuerdo con las organizaciones que los manejan, muchos ya están a su máxima capacidad.

El Instituto Madre Asunta es una ejemplo claro de la realidad de los albergues en la ciudad fronteriza. La institución ha servido a la población migrante desde hace 25 años y para funcionarios del lugar, como la hermana Salomé Limas, en estos momentos están viviendo una situación difícil ya que hay una capacidad para 44 personas y actualmente hay 125. Las mujeres que encuentran techo en el instituto han sufrido una deportación reciente, se han separado de sus familias o han atravesado México enfrentando diversos abusos graves.

Las autoridades de Tijuana enfrentan el reto de apoyar no solo a los inmigrantes que siguen llegando, sino también a aquellos que son deportados por Estados Unidos.

César Palencia Chávez, director municipal de atención al migrante, explica que el principal problema entre la población extranjera es el desempleo, ya que la mayoría de centroamericanos que llega a Tijuana no tienen permisos de trabajo. "Eso nos va a dificultar a todos la labor porque son personas que se van a quedar varios meses o años", dijo Palencia a Univision Los Ángeles.


El testimonio de los que ayudan

Susanna Ante, es una mujer que ha dedicado varios años de su vida a ayudar a inmigrantes en Tijuana. Ante es conocida en 'La Casa del Migrante' como 'doña Susi' y es una de las personas fundamentales para la preparación de entre 125 y 150 desayunos cada día en el albergue. Asegura que las condiciones actuales en el lugar son difíciles ya que debido a la situación han tenido que atender niños, dándoles hospedaje, alimentación y apoyo.

Los refugios en la ciudad fronteriza no solo ofrecen resguardo, sino también información y consultoría legal por cada caso. Gaba Cortez, coordinadora cultural de la Embajada Migrante explica en que la ayuda a los migrantes no solo se trata de ofrecerles refugio, alimentos y servicios básico sino también de ayuda legal y orientación sobre inmigración.


A pesar del riesgo, algunos están dispuestos de volver a cruzar para reunirse con sus familiares en Estados Unidos. Norma Cortez, quien vivía en Santa Ana, California, desde los 13 años de edad, fue deportada porque, según ella, perdió sus documentos hace una década y alguien los usó para cometer actos ilegales. Aunque Norma tuvo la suerte de encontrar refugio en un albergue de Tijuana, dice que “mi intención es volver con los míos", a pesar de que sus seres queridos le dicen que no regrese, pues no quieren que sea detenida nuevamente.


En fotos: una mirada a la vida de los inmigrantes dentro de un albergue en Tijuana

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés