Museos

Los recuerdos del desamor encuentran cariño en un museo de Los Ángeles

El Museo de las Relaciones Rotas abrió su primera sede internacional en Los Ángeles, en el turístico Paseo de la Fama de Hollywood, donde exhibe un centenar de objetos que algunos enamorados desengañados han ido enviando a esta institución para compartir su historia de fracaso sentimental.
9 Jun 2016 – 6:48 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El declive de su relación ocurrió a los tres años de casados cuando su esposo llegó con un busto de yeso a modo de delantal que le pedía que utilizara mientras sotenían relaciones sexuales. Ella no pudo soportarlo y terminó la relación, aunque decidió guardar los senos falsos que, en última instancia entregó al Museo de las Relaciones Rotas (Museum of Broken Relationship).

Esa pieza forma parte de la colección inaugural de esa institución que abrió sus puertas el pasado sábado 4 de junio en el Paseo de la Fama de Hollywood, muy próximo al los célebres teatros donde las estrellas del espectáculo estrenan sus películas y donde se entregan los famosos premios Óscar.

Se trata de la segunda sede a nivel internacional de este peculiar museo donde objetos de escaso valor aparente son tratados como piezas de interés por la historia crisis emocional que representan.

El proyecto nació en 2006 en Croacia como un museo itinerante. La obra fue idea de una expareja de artistas que decidió llevar su propuesta a varias partes del mundo y recolectar objetos con historia para exponerlos.

Fue hasta 2010 cuando se instaló de manera permanente en la ciudad de Zagreb, aunque las exposiciones itinerantes se mantienen.

Actualmente, en Los Ángeles hay expuestas 100 piezas de diversas partes del mundo, aunque el museo recibió alrededor de 300 objetos donados por residentes del sur de California que empezarán a exhibirse próximamente, según informó a Univision Los Ángeles Amanda Vandenberg, asistente de dirección del museo.

Museo de las Relaciones Rotas en Los Ángeles

Loading
Cargando galería


Otra de las piezas que llaman la atención en esa instalación es un teléfono derretido que halló el arrendatario de un departamento dentro del horno de la casa justo cuando revisaba el estado en el que sus antiguos inquilinos le habían dejado la vivienda.

En una pequeña nota, ese hombre precisó que había alquilado la propiedad a una pareja que discutía muy frecuentemente. Cuando le informaron que dejaban el lugar, el arrendatario entendió que era por los problemas de pareja y convivencia. El teléfono fundido dio más fundamento a sus sospechas.

Como testimonio de fracaso amoroso local, está una cuchara de madera que una angelina entregó al museo días después de romper con su pareja.

El objeto lleva escrito “DANGER”, el sobrenombre del antiguo amor de esa señora. Ella tenía previsto regalarle ese utensilio por su cumpleaños. A él le encantaba cocinar.

Antes de que llegara la celebración sale a la luz que su novio tenía una relación sentimental con otra mujer. Poco después la abandonó, lo que dejó a la novia con una cuchara de madera sin usar que le recordaba a su ex. En vez de tirarla decidió darle un futuro en el Museo de las Relaciones Rotas.

Esa institución admite nuevos elementos a su colección, aunque solo mediante el envío por correo postal.

Lea también:


Más contenido de tu interés