Inmigrantes indocumentados

Los jornaleros que ponen música al drama de la crisis migratoria

'Liberen a la abuela Xóchitl', 'Ese güey no paga' y 'Serenata a un indocumentado' son algunas de las canciones con las que este grupo pone voz al drama de muchos indocumentados en EEUU.
24 Ago 2016 – 4:59 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Desde ' Liberen a la abuela Xóchitl' a 'Liberen a Omara', las serenatas del grupo musical Los Jornaleros del Norte han resonado en la calle, frente a las cárceles y los juzgados de California durante los últimos 15 años como las crónicas cantadas de la lucha de muchos indocumentados contra el sistema migratorio.

Sus pegajosas cumbias a golpe de bajo, timbales y acordeón surgieron como respuesta a una redada de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en City of Industry, en el condado de Los Ángeles, y aquel concierto protesta se convirtió en una formación que es una de las caras visibles de la organización activista Red Nacional de Jornaleros (NDLON). Sin ir más lejos, su presidente, Pablo Alvarado, es el guitarrista del grupo.

Hasta la fecha le han cantado a 'la migra' a los patrones morosos, los empleadores abusivos y hasta en marchas enfocadas en criticar la retórica contra los indocumentados del candidato presidencial republicano, Donald Trump.

“He hecho muchas de las canciones en el momento”, explicó Omar León, cantante y compositor de casi todos los temas del conjunto, que suman más de 45. Los Jornaleros del Norte tienen tres discos publicados y un cuarto en camino.

Así surgió 'Liberen a la abuela Xóchitl', tonadilla que entonaron el martes frente a los juzgados de Los Ángeles para reclamar que ICE deje salir a la calle a Xóchitl Hernández, una mexicana de 40 años que tiene cinco hijos y cuatro nietos, y que fue detenida por una presunta relación con pandillas que no ha sido probada.


Hernández encara un proceso de deportación y su caso recuerda al de Omara Gómez Avilés. Ambas mujeres fueron víctimas de abusos, ambas fueron apresadas por ICE y encarceladas para ser enviadas de regreso a su país más de una década después de cometer delitos por los que cumplieron su condena.

En 2015, Los Jornaleros del Norte dedicaron su música a Omara ante las puertas de la cárcel de Santa Ana, donde estaba pendiente de un proceso deportación que finalmente se produjo el 8 de abril del año pasado. Para Xóchitl aún hay esperanza.

Otros temas, como ' Serenata a un indocumentado', son producciones más elaboradas que sirven como himnos del grupo. La canción está dedicada a los inmigrantes a punto de ser expulsados de este país y se inspiró en una mujer que un día fue a cantarle ‘Las Mañanitas’ a su esposo detenido.



La balada dice: 'Hay que leyes tan injustas/ que buscan el separarnos/ nos juzgan de criminales por ser indocumentados/ no saben que nuestras manos/ a ellos los tienen tragando'.

“Como no la dejaron entrar ella le cantó desde afuera. De esa experiencia surge la canción”, explicó Pablo Alvarado, quien estuvo en la grabación del tema frente a la cárcel de ICE en el centro de Los Ángeles, uno de sus escenarios más recurrentes.

Hace tres años, cuando se detuvieron con su música ante ese edificio en Los Ángeles durante una marcha, notaron que algo se movía en las ventanillas de dichas instalaciones.


“Se veían manos de gente pegándoles a las ventanas, movían las manos cuando paramos el camión (donde iba la agrupación tocando). Y dijimos: ’tenemos que regresar a tocarles’”, contó León.

Del grupo surgió la idea de organizar una serie de conciertos llamados 'Tumbar los muros' frente a cárceles de ICE en Alabama, Santa Ana, Bakersfield, Adelanto y entre otros sitios.

“Visitamos varias ciudades para llevarles esperanza a los detenidos”, explicó León.

Sus letras también han apoyado a uno de los grupos más desprotegidos, los jornaleros, quienes suelen ganarse la vida en duras labores de la construcción, aunque no siempre reciben un salario y trato dignos.

De una de tantas historias de abuso surgió la canción ' Ese güey no paga', que describe así a los patrones morosos: 'Me subí a la troca de un patrón canijo/ tarde me di cuenta que era un vil ratero/ ahora no me paga ese güey mi sueldo'.



La han cantado frente a negocios y casas de los empleadores abusivos y han tenido éxito.

“Muchas veces, al escuchar el ruido, los patrones deciden pagar ahí mismo”, contó León.

Las luchas de costureros, choferes de camiones de carga, empleados de restaurantes de comida rápida y trabajadores de la limpieza también se han alegrado con las canciones de Los Jornaleros del Norte.

'Que no pare la lucha', 'Sí se puede', 'Alto Arizona' y 'Eterno indocumentado', son títulos de algunas de sus temas.

“El objetivo de Los Jornaleros del Norte es contar las vivencias de la gente, traerle alegría al movimiento, traerle un espíritu de fiesta porque la lucha no solo es de pelea”, dijo Alvarado.

Este martes, después de la protesta por la detención de la ‘Abuela Xochitl’, la agrupación tocó en el campamento del movimiento ‘Black Lives Matter’, que frente a la Alcaldía de Los Ángeles reclama por las muertes de personas de raza negra en esta ciudad.

También lea:


Más contenido de tu interés