null: nullpx
Estafa y Fraude

Llorar con los indocumentados: la trampa de una estafadora que robó miles de dolares en California

Romina Aida Zadorian escuchaba atenta las historias de los migrantes y lloraba diciéndoles “yo estuve ahí”. Pero era la artimaña que usó esta falsa abogada entre 2003 y marzo de 2017 para ganarse la confianza de sus víctimas a los que ofrecía servicios migratorios fraudulentos. Esta es la segunda vez que ella enfrenta un proceso judicial.
1 Nov 2017 – 08:09 PM EDT
Reacciona
Comparte
Imagen de archivo de una oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS). Crédito: Getty Images

LOS ÁNGELES, California.- Un juez sentenció a Romina Aida Zadorian a pasar 10 años en la cárcel por defraudar a por lo menos 106 personas en el sur de California con la promesa de regularizar su situación migratoria, pero al salir libre ella continuó engañando a decenas de indocumentados y ahora enfrenta 48 cargos graves que la regresarían a un celda.

Zadorian, de 48 años y vecina de Montebello, en el condado de Los Ángeles, recibió más de 223,000 dólares de 32 víctimas, a quienes les afirmó que era abogada, que había trabajado en el gobierno y que tenía “conexiones especiales” que garantizaban que sus casos serían aprobados. Nada era cierto.

Los fiscales alegan que entre el 1 de abril de 2015 y el 11 de marzo de 2017, Zadorian operó un negocio fraudulento de servicios de inmigración desde su casa.

La acusada ha sido descrita como una mujer con un “don de conversación”, que usaba para convencer a sus víctimas, incluso llorando al escuchar sus historias siendo indocumentados. “Yo estuve ahí”, les decía con lágrimas.

Pero jamás les ayudó en nada. De acuerdo a la Procuraduría del condado de Los Ángeles, ella simulaba agilizar el procesamiento de visas, de tarjetas de residente permanente, así como las peticiones de ciudadanía para sus clientes y sus familias; sin embargo, jamás presentó un solo documento ante la Oficina de Naturalización y Servicios de Inmigración de Estados Unidos (USCIS).

Cargando Video...
Inmigrantes en el limbo con sus trámites migratorios y en riesgo de deportación por caso de fraude

Zadorian también está acusada por uso de documentos de gobierno falsos, amenazas criminales y extorsión, así como por robo residencial, disuadir a un testigo y robo menor. La semana pasada se emitió una orden de arresto en su contra. Este caso continúa siendo investigado por la Fiscalía angelina.

Durante una audiencia el viernes pasado, un juez le fijó una fianza de 1.2 millones de dólares, como solicitaron los fiscales. Si finalmente es declarada culpable, podría pasar hasta 37 años en una prisión estatal.

Pero esta no es la primera vez que se enfrenta a la Justicia. Ya fue condenada por proporcionar falsos servicios de inmigración en un esquema fraudulento aún más grande entre 2003 y abril de 2008. Entonces engañó a 106 personas en un caso que en su momento fue el más grande en su tipo investigado por el Departamento de Asuntos del Consumidor de California.

Sus víctimas fueron inmigrantes latinos, armenios, asiáticos y de Oriente Medio, a quienes les pidió entre 6,000 y 30,000 dólares. Ese fraude fue catalogado como “atroz”.

Al final, la mujer aceptó ocho cargos por robo de mayor cuantía por más de medio millón de dólares y un juez la sentenció en 2009 a 10 años de cárcel y le ordenó pagar 900,000 dólares en restitución. No se precisó cuánto tiempo ella cumplió de esa condena.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés