null: nullpx
Contaminación

Ley de California que limita 'supercontaminantes' podría afectar la producción de leche

La nueva ley regula las emisiones de gases de efecto invernadero vinculadas a la industria lechera y a los basureros, por lo que sus opositores consideran que incrementará costos.
20 Sep 2016 – 2:06 AM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El gobernador de California, Jerry Brown, firmó este lunes una ley para reducir las emisiones de carbón, flúor y metano, a los que llamó 'supercontaminantes', una medida que ha sido calificada por sus opositores como un ataque a la industria lechera ya que podría incrementar los costos de producción.

Con esta ley California se restringe las emisiones de gases de efecto invernadero como parte del programa estatal para combatir el cambio climático, aseguró Brown durante el evento en el que firmó la ley SB 1383.

"Esta ley reduce estos peligrosos contaminantes y por lo tanto protege la salud del público y disminuye el cambio climático", declaró el gobernador.

La medida SB 1383, impulsada por el senador estatal Ricardo Lara, obliga a reducir para el año 2030 en un 50% las emisiones de carbón y en 40% las de metano y de hidrofluorocarbono.

"Estos contaminantes son fuerzas poderosas que tienen un profundo efecto en el cambio climático y son perjudiciales para la salud pública", declaró el legislador. "Con estas ambiciosas metas continuamos estableciendo los estándares para la política mundial sobre el cambio climático".


Ese tipo de contaminantes son generados principalmente en el manejo de residuos en los basureros, en la producción de leche y en la elaboración de combustibles derivados del petróleo, así como en la fabricación de gases sintéticos que se usan para refrigeración, aire acondicionado y productos en aerosol.

La National Federation of Independent Business se opuso a la legislación al argumentar que crea una política inconsistente que incrementará los costos para empresas de California y particularmente para la industria agrícola.

"Representa un ataque directo a la industria lechera de California y perjudicará a la industria manufacturera mediante la creación de un límite arbitrario sobre los gases naturales que se disipan rápidamente ", declaró Tom Scott, director estatal de ese organismo.


Más contenido de tu interés