null: nullpx
Dinero

La lluvia extrema y una falla en la presa de Oroville desatan una nueva fiebre del oro en California

Buscadores de oro consideran que la enorme cantidad de agua liberada pudo haber removido sedimentos del fondo del río que cruza por una zona donde hace casi 170 años se descubrieron yacimientos del metal precioso.
2 Mar 2017 – 10:47 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Las intensas lluvias de la temporada invernal que no se habían registrado en años y que causaron el desbordamiento de la presa Oroville parecen haber desatado una nueva "fiebre del oro" en el norte de California.

Pobladores de esa zona donde en 1849 se originó la fiebre del oro están recorriendo el cauce del río Feather y las colinas aledañas a la presa Oroville en busca del metal precioso, según reportes de prensa y en redes sociales.

La erosión en la ladera de la presa Oroville debido a su desbordamiento habría expuesto nuevas vetas de oro y arrastrado a la corriente del río Feather partículas del metal precioso al remover enormes cantidades de roca y tierra, según la explicación que medios locales atribuyen a la Oficina para la Administración de Tierras (BML).

Joey Wilson, propietario de Adventures in Prospecting Mining Supplies, una tienda en Oroville especializada en artículos utilizados en la minería, aseguró que su negocio ha tenido más clientela desde el mismo día en que se ordenó la evacuación del pueblo.

“Cada vez que cae esta enorme cantidad de agua la corriente del río puede acarrear más partículas de metal, se pueden encontrar nuevos depósitos, pero en esta ocasión la gente parece estar más emocionada por lo que causó el agua de la presa”, dijo Wilson a Univision Noticias.


La gran cicatriz de Oroville: así destrozó el agua la ladera de la represa californiana

Loading
Cargando galería

Una falla en el desagüe de la presa Oroville, que se detectó el pasado 7 de febrero, provocó una enorme erosión de la falda de la montaña que se cree es parte del yacimiento de oro que se descubrió hace casi 170 años en esa zona.

Según Wilson, la presión de la enorme cantidad liberada debió remover pepitas de oro asentadas en el fondo de río.

“La gente está saliendo a buscar oro”, comentó el propietario de la tienda. “En los senderos de las montañas y a orillas del río se han visto a más personas que están con sus detectores de metal y sus bandejas (para filtrar y separar materiales)”.

En busca del cofre de oro


Las pepitas de oro que se han encontrado recientemente en la zona, agregó Wilson, han llegado a valer entre 20 y 150 dólares, pero ha habido casos de rocas con sedimentos de oro valuadas en 1,200 dólares.

El precio del oro en el mercado de valores al 1 de marzo era de 1,248 dólares la onza.
En esa zona del norte de California, por donde cruce el río Feather que se alimenta del agua que baja de la Sierra Nevada, es donde en 1849 se originó la fiebre del oro.

En esa zona se ubica la antigua mina Bidwell Bar cuya construcción llevó a la fundación de Oroville (pueblo de oro), cuya población –estimada en 15,500– fue parte de los más de 180,000 evacuados del 12 de febrero debido a la amenaza de que el agua de la presa los arrasara.

La alcaldesa de Oroville, Linda Dahlmeier, consideró que el problema registrado en la presa debe aprovecharse para promover esa zona como un sitio histórico y turístico.

“Somos la fuente de agua para casi todo el estado, la gente debe darse cuenta que este es un sitio agradable para visitar. Tenemos una migración de ‘ladybug’ (catarina o mariquita) y tenemos la segunda migración más grande de salmón”, según declaraciones de Dahlmeier.

“En Oroville”, agregó la alcaldesa, “tenemos un cofre de monedas de oro aún por descubrir”.





RELACIONADOS:DineroLluviasInundacionesEvacuacionesLocal

Más contenido de tu interés