null: nullpx
Abuso Policíaco

La controversial práctica de arresto repetitivo para no liberar a un sospechoso durante la investigación

Se trata de un "procedimiento común" con el que la Policía se permite encarcelar a cualquiera una y otra vez por tiempo indefinido sin que lo hayan acusado formalmente de un delito.
30 Jul 2016 – 9:23 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Agentes de la Policía de Palm Springs, en el condado de Riverside, han utilizado una práctica de arresto sistemático para mantener en la cárcel a un sospechoso por tiempo indeterminado cuando no tienen suficientes evidencias para presentarle cargos criminales.

El Departamento de Policía de Palm Springs (PSPD) reconoció llevar a cabo este método para prolongar la custodia, lo cual -aseguró la corporación- se trata de un "procedimiento común", según informó este viernes el diario The Desert Sun.

Esta controvertida práctica permite mantener detenida a una persona sin que la acusen formalmente de un delito para ganar tiempo mientras se investigan el caso, expusieron especialistas.

Cuando se produce una detención, las autoridades tienen hasta cuatro días para presentar cargos. Si esto no sucede en ese tiempo deben liberar al sospechoso. Al volver a hacer el arresto en la puerta de la cárcel, empieza el plazo de cuatro días de nuevo. Este ciclo podría repitirse de manera indefinida.

El caso de Loy

Así le ocurrió a Loy Ramírez, un indigente de 61 años de edad que fue arrestado el pasado 16 de julio por policías de Palm Springs por ser sospechoso de violación y por lo que fue enviado a la cárcel del condado de Riverside, en Banning.

La ley indica que un detenido debe ser presentado ante un juez en un plazo de 48 horas para que sea instruido de cargos, o solicitar una ampliación del término por otras 48 horas en caso de que los investigadores requieran de más tiempo para recopilar más evidencia en contra del sospechoso.

En el caso de Ramírez, la Policía de Palm Springs no pudo obtener suficiente evidencia como para presentarle cargos, por lo que al quinto día, el 21 de julio, fue liberado a las 5:00 de la mañana. Sin embargo, cuando Ramírez salía de la cárcel, afuera ya lo estaban esperando para arrestarlo de nuevo como sospechoso del mismo delito.

El sargento William Hutchinson, vocero de la Policía de Palm Springs, explicó que debido a que se trata de un indigente, al cual es difícil contactar, se decidió arrestarlo de nuevo.

"En este caso hemos utilizado un procedimiento común de reaprehensión del sospechoso en dos ocasiones para darnos tiempo de localizar a la víctima y tratar de finalizar la investigación para la Fiscalía de Distrito", señala la declaración por escrito que emitió Hutchinson.

Ramírez fue de nuevo fichado y regresó a su celda ese mismo 21 de julio. Cuatro días después los investigadores no pudieron obtener ninguna evidencia, por lo que al cumplirse la ampliación del término para presentarle cargos tuvo que ser liberado.

Pasadas las 3:00 de la madrugada del 26 de julio Ramírez cruzaba de nuevo las puertas para salir de la cárcel, donde otra vez se repitió el proceso de arresto.

Finalmente, Ramírez fue presentado ante la corte la mañana del jueves 28 de julio, pero no para presentarle cargos, sino para que su defensor de oficio le hiciera una petición de emergencia al juez y ordenara su liberación de inmediato. La ficha de la cárcel de Banning indica que Ramírez fue liberado ese mismo jueves.

"Está claro que no es la intención de la legislatura que un gobierno pueda jugar este juego", dijo Tom Cavanaugh, director de la Defensoría de Oficio de Indio, en Riverside.

"Con este razonamiento podrían encarcelar a cualquiera por el resto de sus días", agregó.

Más contenido de tu interés