null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

La angustia por el triunfo de Donald Trump manifestada en una frase: “¡Ya valió madres!”

Hace 8 años la comunidad inmigrante esperaba que Barack Obama cumpliera con la reforma migratoria, ahora la esperanza es que Donald Trump no cumpla lo que prometió.
11 Nov 2016 – 9:41 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- La noche del martes Gustavo López llegó a su casa después de una larga jornada en la fábrica recicladora en la que trabaja, agarró una cerveza del refrigerador y encendió el televisor para toparse con la sorpresa de que Donald Trump aventajaba en el conteo electoral.

La lata de cerveza la abrió con la mirada fija en la pantalla que mostraba un mapa de Estados Unidos coloreado casi todo de rojo y muy poco de azul, empezó a mover la cabeza de una lado a otro y tras empinarse un largo trago manifestó un angustioso: “¡Ya valió madres!”.

La expresión de este inmigrante de 55 años de edad parece ser el sentimiento generalizado de muchos indocumentados al darse cuenta que el hombre que ha prometido deportarlos va a ser el próximo presidente del país al que llegaron en busca de un mejor futuro.

En espera de la orden de tacos que pidió en un puesto de Sur Los Ángeles, Gustavo dice que varios de sus amigos indocumentados han expresado ese mismo estado de angustia y temor que ha generado la victoria de Trump.

"¿Y ahora qué va a pasar? ¿Qué vamos a hacer?, es lo que me preguntan, es lo que nos preguntamos todos", dice sobre charlas que ha tenido en el trabajo, en la casa, en la calle.

Recuerda que cuando Barack Obama ganó en 2008 las cosas pintaban diferente, la comunidad inmigrante tenía la esperanza de una reforma migratoria, una promesa que no cumplió.

Ahora la única esperanza que tienen, dice Gustavo, es que Trump no cumpla lo que prometió.

“Nunca he creído en los políticos, por eso tengo fe de que no cumpla. Ojalá y que no cumpla. Ya veremos qué pasa”, agrega a manera de despedida.

Incertidumbre y tristeza

Las reacciones en redes sociales reflejan esa misma angustia, como lo que manifestaron varios seguidores de Univision Noticias:

  • “Qué espanto, en qué momento pasó esto”, comentó Mirna García.
  • “A preparar maleta”, escribió Alicia Monterroza.
  • “Simplemente surge el racismo en este país, vendrán cosas peores”, publicó Escamilla Fuentes.
  • “Estoy triste”, expresó Irma Andrade.
  • “No lo puedo creer, estoy triste, decepcionada y enojada”, manifestó Josie García.
  • “Ganó el odio”, consideró Josefina Vera.
  • “Ni el Chapulín Colorado nos va a poder ayudar”, comentó Óscar Sánchez.

Alertan por fraudes y expresiones de racismo

Ante la ansiedad que han demostrado muchos indocumentados, expertos legales han enfatizado que Estados Unidos es un país de leyes y que lo dicho por Donald Trump es poco probable que pueda cumplirlo.

‪La abogada Jessica Domínguez recomendó, particularmente a los beneficarios de DACA, no dejarse llevar por el temor de que serán expulsados del país si el presidente electo Trump decide eliminar ese alivio migratorio.

“No significa que los van a deportar, van a poder pelear sus casos”, recalcó como especialista en asuntos migratorios.

Domínguez expresó que su principal preocupación es que el miedo entre los inmigrantes los conduzca a las garras de los defraudadores.

“Lo que temo es que nuestra comunidad sea víctima de fraude”, dijo en referencia a consultores de inmigración y notarios que ahora hasta ‘seguros antideportación’ les podrían estar prometiendo.

Ana María Quintana, concejal de Bell, una ciudad en el condado de Los Ángeles conformada en un 45% por hispanos no nacidos en Estados Unidos, dijo que varios de los residentes han expresado miedo e incertidumbre.

“Y con justa razón”, dice la funcionaria. “Pero hay que decirles que tienen derechos, que este país les ofrece protecciones, que deben tener paciencia y unirnos más, estar informados para saber defendernos”.

Quintana, quien también es abogada, mostró más preocupación por la intolerancia y las expresiones de racismo y odio que puedan multiplicarse, ya que el futuro presidente parece haberlas validado con su discurso.

“Ahora todas esas personas poco tolerantes y racistas”, agregó Quintana, “se van a sentir con el derecho de lastimar y ofender abiertamente”.


Más contenido de tu interés