Univision 34 Los Angeles

Falsos agentes federales estafan por $6 millones a más de un centenar de inmigrantes prometiéndoles papeles

Tres personas han sido acusadas por la Fiscalía federal del sur de California de fingir ser agentes del Departamento de Seguridad Nacional para defraudar a decenas de inmigrantes en distintos lugares de Estados Unidos y México.
8 Jun 2017 – 4:44 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Mostrando falsas identificaciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), tres personas que se hicieron pasar por agentes federales estafaron a más de 150 inmigrantes en varios lugares de Estados Unidos, incluyendo California e Indiana, además de México, al prometerles que les otorgarían documentos legales para fines migratorios y que incluso frenarían los procesos de deportación.

Según la Fiscalía federal, los acusados habrían obtenido hasta seis millones de dólares durante tres años a través de una estrategia que les funcionó en varias ocasiones: les aseguraron a sus víctimas que tenían la autoridad para legalizarlos a ellos y a sus parientes, además de cancelar las expulsiones de EEUU.

Los señalados son Hardev Panesar, de 69 años y residente de El Cajón; Gurdev Singh, de 56 años y vecino de Bakersfield; y Rafael Hastie, 47 años y radicado en Tijuana, México. Ellos fueron arrestados este miércoles y ahora enfrentan cargos por fraude migratorio, informó el Distrito del sur de California de la Procuraduría federal.


Como parte del fraude, dos de los acusados, Panesar y Hastie -que se identificaban como oficiales del DHS- prometieron a los estafados que podían ayudarlos con sus trámites migratorios a cambio de miles de dólares. Mientras que Singh se encargaba de ayudar a sus socios.

Ninguno ha laborado en dicha dependencia, sin embargo "convencieron a las víctimas de que eran agentes, en parte porque mostraban falsas credenciales", indica la acusación.

Para ser aún más creíbles, el trío incluso proporcionó a las personas solicitudes migratorias reales y les tomaron huellas dactilares.

"Recaudaron honorarios de las víctimas con el pretexto de que podían proporcionar documentos de inmigración", cita la fiscalía federal. "A menudo exigían más dinero para acelerar el proceso o para garantizar los documentos de inmigración en una fecha determinada", agrega.

Lo peor es que ningún trámite de los afectados llegó a las autoridades pertinentes.

"Panesar, Hastie y Singh nunca cumplieron su promesa de proporcionar documentos de inmigración, a pesar de obtener miles de dólares de cada una de las más de 150 víctimas", señala la Fiscalía.


No está claro cómo se descubrió este engaño. Las autoridades han alertado que ante la ansiedad que han generado las recientes redadas migratorias y la retórica de la administración Trump, es posible que aumenten los reportes de fraude migratorio en California y otros estados.

Este caso continúa bajo investigación y la división de San Diego de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) busca a más víctimas que hayan solicitado los servicios de los acusados entre los años 2000 y 2017. La dependencia ha publicado en internet una forma para interponer denuncias.

Vea también:


Deportados de la era Trump: los rostros detrás de las cifras (FOTOS)

Loading
Cargando galería


Publicidad