null: nullpx
Narcotráfico

El ‘cartel mexicano’ que inventaron los federales para atrapar a traficantes de armas en Los Ángeles

Un agente encubierto de la ATF se hizo pasar por un intermediario de un cartel inexistente para comprar un total de 30 armas de fuego a criminales que operaban en el sureste del condado de Los Ángeles, según la acusación.
8 Mar 2017 – 4:22 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Quizás habría sido menos riesgoso identificarse como intermediario de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, el infame jefe del cartel de Sinaloa, con un amplio dominio en California y otras regiones de Estados Unidos; sin embargo, un agente federal encubierto decidió jugársela inventando una organización criminal que llamó el “cartel mexicano”, y le dio resultado: por este plan enjuiciaron a tres traficantes de armas que operaban en el condado de Los Ángeles.

El operativo fue montado por un agente encubierto de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) que, según la acusación, se hizo pasar por un representante del inexistente “cartel mexicano” y logró comprar 30 armas a dos traficantes: Francisco Juantonio Hilt, de 39 años y vecino de Compton, y Sean Ronaldo Alexander, de 37 años y del Sur Los Ángeles.

Ambos fueron condenados por múltiples cargos de tráfico de armas la semana pasada. Estos individuos, de acuerdo a los fiscales, pensaron que su comprador era un delincuente convicto que tenía nexos con grupos criminales en el extranjero, entre estos la mafia armenia. Por eso, no dudaron cuando el falso comprador les pedía armamento para miembros del crimen organizado en el otro lado de la frontera.


“Están el cartel de Sinaloa y otros regionales, pero nada conocido como el ‘cartel mexicano’”, dijo sobre el operativo Thom Mrozek, vocero del Distrito central de California del Departamento de Justicia (DOJ). “Las armas de fuego no se enviaron a México, ya que las compras formaban parte de una operación secreta”, aclaró el portavoz.

Ambos acusados fueron hallados culpables de conspiración y por tráfico de armas de fuego. Hilt también fue condenado por varios cargos de ser un delincuente en posesión de armas de fuego y por la venta de un arma de fuego a una persona indebida.
Hilt, que tiene una condena previa por narcóticos, se enfrenta a una pena de hasta 90 años en una prisión federal; mientras que Alejandro podría recibir un castigo de hasta 10 años en la cárcel, según el DOJ. Un juez federal les dictará sentencia el próximo 5 de junio.

Un tercer acusado en este caso, Jamie Maurice Thomas, de 38 años y residente de Los Ángeles, se declaró culpable en noviembre de conspiración y venta de un arma de fuego. Él se enfrenta a una pena de hasta 15 años en una prisión federal. Su sentencia está programada para el 27 de marzo.


Estos procesos son parte de una investigación que realizaron agentes de la ATF a lo largo de un año. El plan se centró en el contrabando de armas en Compton y en la comunidad vecina de Willowbrook, ambas en el sureste del condado de Los Ángeles. Durante el curso del operativo se confiscaron más de 100 armas de fuego y 14 personas fueron llevadas ante la justicia.

“La disponibilidad de armas de fuego ilegales aumenta dramáticamente la incidencia de delitos violentos”, declaró la fiscal federal Eileen M. Decker sobre estos enjuiciamientos. “En cada uno de los casos los delincuentes convictos poseían armas de fuego y en dos de los casos los acusados vendían o querían vender armas”, agregó.

Tijuana, los tiempos violentos del narco 2008-2010

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:NarcotráficoPolicíaLos AngelesLocal
Publicidad