null: nullpx
Crímenes

El acusado de asesinar a cuatro personas en California estaba en libertad condicional en el momento de los mortales ataques

Zachary Castañeda, de 33 años, tiene un amplio historial criminal, y estaba en prisión por cargos de posesión de armas, drogas y violencia doméstica, sin embargo fue liberado bajo el beneficio de libertad condicional.
9 Ago 2019 – 10:23 PM EDT

Zachary Castañeda, de 33 años, fue arrestado el 7 de agosto en una tienda 7-Eleven en Santa Ana, después de presuntamente matar a cuatro personas y herir a otras dos en una serie de robos y ataques violentos en el condado de Orange, descritos por el teniente Carl Whitney del Departamento de Policía de Garden Grove como actos de ‘maldad pura’.

Los sangrientos ataques del detenido fueron efectuados en un transcurso de dos horas, en lo que el hombre parecía imparable. Incluso, durante su detención, el sujeto intentó atacar a los oficiales que lo custodiaban.

Este ocho de agosto se dio a conocer que Castañeda tiene un notorio historial criminal, siendo un pandillero documentado, según el jefe de policía de Garden Grove, Tom DaRe. “Esta persona debería haber estado en prisión y no tener permitido estar en nuestra comunidad por haber cometiendo estos actos violentos”, dijo DaRe. “Según su historial de arresto anterior, es un individuo violento que nunca debería haber sido considerado para su liberación anticipada según el Proyecto de Ley 109".

“No debió estar en libertad”: presunto asesino de cuatro personas en California no estaba en la cárcel a pesar de su historial criminal

Loading
Cargando galería


Bajo la ley AB 109, aprobada en 2011 bajo la administración del gobernador Jerry Brown, los delincuentes identificados como “no violentos, no graves y no sexuales” son elegibles para pasar su tiempo en las cárceles del condado, en lugar de las prisiones estatales.

Una vez liberados, los departamentos de libertad condicional del condado son responsables de realizar un seguimiento de los sujetos bajo un programa llamado supervisión comunitaria posterior a la liberación, en lugar de los agentes estatales de libertad condicional.

De acuerdo con funcionarios de seguridad, la ley de desocupación de prisiones presiona a agencias locales para la aplicación de la ley en las cárceles, y resulta en la liberación temprana de criminales peligrosos.


Según los registros de la Corte Superior del condado de Orange, Castañeda tiene numerosas condenas previas y estaba en libertad bajo fianza en espera de juicio por varios casos al momento de cometer los asaltos del 7 de agosto. Sus anteriores condenas por delitos graves se remontan al 2009 e incluyen siete violaciones de la libertad condicional entre 2016 y 2018, según los registros.

Fue declarado culpable de posesión de venta de drogas en 2016, así como posesión de un arma de asalto, cuatro cargos de posesión de un arma de fuego por un delincuente, posesión de municiones por un delincuente, dos cargos de posesión de drogas para ventas, posesión de marihuana para ventas, robo de autos y recibir propiedad robada en 2014. Castañeda fue condenado por violencia doméstica que causó lesiones corporales graves en 2009.

Las condenas por delitos menores de este hombre incluyen agresión, resistencia a la policía, destrucción de evidencia, vandalismo, violencia doméstica y abuso o peligro infantil, según muestran los registros judiciales.

“Como jefe de policía, imploro a nuestros responsables políticos que reevalúen sus políticas sobre justicia penal”, dijo DaRe. “Las agencias de aplicación de la ley de California han quedado paralizadas por el proyecto de ley 109 de la Asamblea, y los delincuentes no son responsables de sus crímenes”.


Cruzaron la frontera hacia México para escapar de la justicia en EEUU: el FBI pide ayuda para encontrar a estos fugitivos (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés