null: nullpx
Elecciones 2016

Del voto posparto al tiroteo mortal, los otros protagonistas en la jornada electoral del sur de California

La intensa jornada para elegir al próximo presidente de EEUU estuvo llena de incidentes y anécdotas en el sur de California.
9 Nov 2016 – 9:41 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Desde una cama en un hospital en el oeste de Los Ángeles, una mujer que recién había dado a luz votó por el próximo presidente junto a un sonriente testigo, su hijo. En una oficina de gobierno en Norwalk, un alegre mariachi animó a una pareja de ancianos que sufragó por primera vez. Y en Azusa, un tiroteo que cobró la vida de al menos una persona detuvo la actividad de dos centros electorales.

Así se vivió la intensa jornada electoral de este martes en el sur de California, donde los latinos salieron a sufragar en masa. Según encuestas de salida, tres de cada diez votantes del Estado Dorado se identificaron como hispanos, un salto del 50% comparado con su participación en la votación de 2012.

Imágenes de la jornada electoral en California con masiva participación de hispanos

Loading
Cargando galería

Balazos detuvieron el voto

El incidente más grave ocurrió la tarde del martes en la ciudad de Azusa, en el Valle de San Gabriel, donde un tiroteo alterando la jornada de votación en dos planteles educativos.

La balacera dejó un muerto y tres heridos. Las medidas de seguridad adoptadas tras la balacera impactaron en las operaciones de los colegios electorales de Memorial Park North Recreation Center y Dalton Elementary School.


“Estamos supervisando la situación de tiroteo activo en Azusa. Dos lugares de votación se han visto afectados”, indicó Dean Logan, responsable del Registro Electoral en Los Ángeles, quien aconsejó a los electores que evitaran la zona y buscaran depositar su boleta en lugares alternativos.

A las 16:39 horas se confirmó la reapertura de las urnas en la escuela primaria Dalton.

El mariachi alentó el sufragio

Acompañados con música vernácula y con su constancia de ciudadanía en una mano y en la otra un bastón, Marta y Fabio Alvarado de 80 y 91 años, respectivamente, llegaron a emitir su primer voto en el país al que llamar hogar desde hace décadas.

“Nos motivó querer hacer un cambio para este maravilloso país y buscar un trato igualitario para los latinos en Estados Unidos”, expresó uno de los ancianos. Junto a tres de sus hijos, ellos llegaron de El Salvador hace décadas. Pero hasta este año la idea de hacer un cambio a favor de los latinos los convenció a naturalizarse.


"Voy a votar por el futuro de los jóvenes, porque ellos son el futuro de todo", dijo la señora Marta.

El mismo ánimo se observó en Lara Ibrahim, paciente en el centro médico Ronald Reagan UCLA, ubicado en el barrio de Westwood. La angelina tenía previsto votar este martes, pero dio a luz antes de la fecha que le habían pronosticado. Ella logró participar en la jornada electoral a través de un programa que ofrece asistencia a las personas hospitalizadas. Su voto fue atestiguado por su hijo recién nacido George.

Estrella une a grupos antagónicos

Unas horas antes de que abrieran los centros de votación en California, la vandalizada estrella de Donald Trump en el Paseo de la Fama de Hollywood congregó a partidarios del magnate y seguidores de Hillary Clinton. En ese lugar se registró una batalla verbal entre banderas de EEUU y mensajes electorales.

La estrella del republicano fue destrozada por un martillo y un pico por un oponente de Trump.

‘Votamos por los que no pueden’

En Boyle Heights, una comunidad angelina mayormente hispana, Antonio y Josefina Robles acudieron a la secundaria Hollenbeck a emitir su voto. Jamás han fallado en las últimas dos décadas.

“Siempre venimos y vemos dos o tres personas, pero esta vez hay mucha gente y latinos, principalmente. Creo que se debe a Donald Trump”, declaró Josefina Robles.

La pareja insistió en que siempre es importante votar para decidir y apoyar a los suyos. “No solo se trata de nosotros, también votamos por los ilegales que están en este país y no pueden hacerlo”, dijeron.

Votando en récord

Como los Robles, tres cada diez votantes en California se han identificado como hispanos en la jornada presidencial de este martes, lo que representa un incremento del 50% comparado con la participación de los latinos en la elección de 2012, según un sondeo de la firma Edison Research.

Las primeras encuestas de salida, que abarcaron desde la apertura de los centros de votación a las 7:00 horas y hasta el mediodía de hoy, indican que los hispanos han salido a sufragar en una cifra récord en comparación con la pasada elección presidencial, cuando constituyeron el 22% del electorado, de acuerdo al sondeo de Edison Research cuyos resultados publicó el diario Los Angeles Times.

Otro análisis proyectaba que en esta jornada participaron dos millones más de hispanos que en la anterior.

Dando voz a los migrantes

Stephanie Chávez es parte de ese despertar del voto latino. De raíces mexicanas, ella asegura que emitió su voto en honor a sus padres y a los inmigrantes que han llegado a este país ilegalmente.

“Sería una falta de respeto para mis padres, que arriesgaron su vida para darme una mejor vida en Estados Unidos, que no vote y es inhumano pensar que podrían sacarnos a los latinos de aquí”, dijo.

De 21 años y primera generación en EEUU, Chávez expresó que conoce el sufrimiento de llegar a este país sin nada. Sus padres arriesgaron todo al dejar su natal México, en busca de una nueva vida en California, compartió la joven, luego de participar en las votaciones en Los Ángeles.

“Mi madre llegó aquí literalmente con un zapato, porque el otro par lo perdió cuando cruzaba la frontera”, declaró.

Para ella, no tiene explicación la indiferencia de otros jóvenes que piensan que su voto no va a cambiar al país o que su participación es mínima. “Cada voto cuenta”, reflexionó.

* Con información de Francisco Vargas, Fanny Chavarría y agencias de noticias.


Más contenido de tu interés