null: nullpx
Acoso Sexual

De conductora de TV a conductora de Uber por denunciar ser víctima de acoso sexual

Karla Amezola trabajaba como reportera y presentadora de noticias en un canal local de Los Ángeles, pero fue despedida meses después de denunciar a su jefe. Uber y Lyft la han sacado del apuro mientras encuentra otra oportunidad y dice que lo hace con la frente muy en alto.
25 Jun 2017 – 4:02 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- La mirada de Karla Amezola a través de la pantalla del televisor conectaba con miles de espectadores de Los Ángeles, quienes por más de cinco años siguieron su trayectoria como reportera y presentadora de noticias. Ahora su contacto con los angelinos es de otro tipo: Karla recorre las calles de la ciudad como conductora de Uber y Lyft.

La joven periodista, originaria de Tijuana, México, recurrió a las empresas de transporte privado como alternativa temporal de empleo luego de que en marzo fue despedida por la cadena Estrella TV.

Pero el motivo de su despido, explica la presentadora, no fue por el desempeño de su trabajo, sino por denunciar el acoso sexual del que asegura fue víctima durante muchos años por parte de su jefe Andrés Angulo, quien era el vicepresidente de noticias del Canal 62 de Estrella TV, de la empresa Liberman Broadcasting Inc.

"Comencé a trabajar en Uber y Lyft porque tengo que pagar renta y tengo que comer y al mismo tiempo quiero seguir apoyando a mi familia en México", dijo Amezola a Univision Noticias.

Como reportera -cuenta- conoció muchas historias de inmigrantes que vienen a Estados Unidos para ofrecer a sus familias una vida mejor y que en más de una ocasión se quedaron sin trabajo, pero pudieron salir adelante por no haberse dado por vencidos en situaciones como la suya.

"Esos inmigrantes son una inspiración para mi, así que al perder mi trabajo en la televisión, pues no había que pensarla mucho, trabajo es trabajo, y el trabajo honrado siempre dignifica, así que encontré esta opción, que es temporal, porque no pienso cambiar de carrera, porque soy periodista y lo seré por el resto de mi vida, mientras tanto aprovecho los baches en el camino y hago Uber", aseguró.


Reportera al volante

Karla Amezola confía en que va a seguir haciendo periodismo pese a advertencias que recibió cuando denunció el acoso sexual que sufría en su trabajo, pues le aseguraron que no conseguiría trabajo por haber demandado.

"No creo en eso", recalca. "Yo tengo las mismas posibilidades que cualquier otro periodista, creo en mi trabajo, me gusta mi trabajo, soy profesional, sé trabajar en equipo y eso es en lo que las compañías se fijan". Amezola agrega que además cree que no todas las empresas con iguales y habrá lugares donde tomen en serio este tipo de acusaciones.

Estar al frente del volante, dice Amezola, la ha conectado más con la comunidad para la que trabajó por años.

"Algunos pasajeros me han llegado a reconocer y me muestran su apoyo y respeto, eso no tiene precio para mí", comentó. "Luego empiezan a compartir sus historias de lucha y me siento de nuevo como reportera porque empiezo a entrevistarlos, aunque sin micrófono ni libreta".


Acoso sexual en el trabajo: conoce tus derechos

Loading
Cargando galería

De los premios al despido

Luego de que las quejas que presentó ante recursos humanos de la empresa no tuvieran resultado, en junio de 2016 Amezola interpuso una demanda civil en la Corte Superior de Los Ángeles y cuando su caso se hizo público, en septiembre de 2016, la televisora mantuvo en el cargo a Angulo y contrató a una nueva productora, Andrea Ospina, para que fuera su nueva jefa.

Meses después de que Karla denunció que su jefe llevaba años acosándola, empezó a notar comportamientos extraños de sus superiores y a sospechar que la compañía quería deshacerse de ella. Primero, le enviaron varios emails sobre su desempeño, uno de ellos cuando estaba en vacaciones fuera del país.

"Ella (la productora) empezó a criticar lo que yo vestía, mi cabello y hasta dijo que tenía que perder peso. Casi renuncio, pero juré que aguantaría hasta que él (Angulo) estuviera fuera", había dicho Amezola en otros medios.

Luego de estas advertencias, una mañana la llamaron a la oficina de recursos humanos para notificarle de su despido. Lo que ella no sabía era que horas antes, Angulo había presentado su renuncia.

A pesar de ser la única reportera de Estrella TV que ha sido nominada a los Emmys por la Academia de Televisión y de ganar dos premios Golden Mike para la empresa, el 2 de marzo fue despedida con el argumento de que no cumplía con los estándares de calidad de la empresa.

Este mes Amezola volvió a ser nominada a los premios Emmys por un reportaje que realizó durante el tiempo previo a su despido.

Después de la demanda de esta presentadora, otras empleadas expusieron sus casos de supuesto acoso sexual dentro de la misma empresa, la cual está recurriendo al proceso de arbitraje para evitar que el caso llegue a los tribunales.


El caso de Amezola en la televisión hispana podría bien ser el equivalente al de Gretchen Carlson, la presentadora de noticias que demandó por acoso sexual y derribó al jefe de Fox News, Roger Ailes.

Pero mientras Carlson llegó a un arreglo económico de 20 millones de dólares y el canal le presentó disculpas, además ahora escribe un libro y realiza un documental sobre acoso sexual, Karla Amezola se gana la vida como conductora de Uber.

"Por ahora seguiré conduciendo con las manos en el volante, la mirada en el camino y la frente muy en alto", afirma la periodista.


Más contenido de tu interés