null: nullpx
Comunidad

Creyeron que doña Elvira no despertaría del coma y tiraron sus cosas (pero su comunidad la ayudó)

Vecinos en Santa Ana, California, se unieron para ayudar a una anciana de 73 años que encontró casi vacío su apartamento cuando salió de un hospital. Durante 15 días estuvo en coma y el dueño de la vivienda decidió tirar muchas de sus pertenencias.
2 Dic 2017 – 3:41 PM EST

LOS ÁNGELES, California. - El calvario de doña Elvira Guzmán, una anciana de 73 años que vive sola, no terminó cuando despertó del coma en el que estuvo durante 15 días en un hospital del sur de California. Al regresar a su humilde apartamento en Santa Ana se enteró que varias de sus pertenencias habían terminado en un bote de basura. No tenía siquiera una cama para recuperarse.

Doña Elvira, una inmigrante originaria de Michoacán, México, asegura que el dueño del apartamento que alquila por 700 dólares mensuales asumió que ella no sobreviviría a la fuerte embolia que la afectó y decidió disponer de la vivienda y de sus cosas. Le tiró casi todo: un colchón, la televisión, la licuadora, incluso sus fotos familiares. Si hubiera desechado el sofá ella habría terminado durmiendo en el suelo.

“Me tiraron mi colchón y todas mis cosas: mi televisión, mi teléfono, mi licuadora”, lamentaba doña Elvira el pasado 30 de noviembre, en una entrevista con Univision 34. Con dificultades para hablar, la anciana contaba que no le quedaba de otra que tratar de descansar en un viejo sillón.

“Es muy incómodo porque estoy inválida, para voltearme sufro mucho”, señaló entonces la mujer, quien solo con la ayuda de sus vecinos, inmigrantes hispanos como ella, ha logrado salir adelante. Ellos le llevan comida, le limpian el apartamento y están al pendiente de lo que necesita. La adoptaron como su abuelita, aplicando el dicho “Hoy por ti… mañana por mí”.

Por sus años trabajando en una preparatoria de Orange, ella cuenta con un seguro médico que la libró del costo de los medicamentos y el tratamiento clínico.

Al momento, el dueño del apartamento no ha comentado sobre las acusaciones de la mujer.


Este viernes, doña Elvira recibió una sorpresa que jamás olvidará: un par de negocios locales que se conmovieron por su dramática historia le regalaron el colchón que tanto necesitaba, un comedor, una sala nueva, cobertores, una licuadora, una televisión y otros electrodomésticos. Otros benefactores le llevaron y armaron un pino navideño en su sala para alegrarle sus días. Y un restaurante le obsequió una cena navideña para ella y otras ocho personas, la cual les servirán en su vivienda el 24 de diciembre.

“Mi patrón le está ofreciendo regalarle una cama con sus colchones; todo nuevo, televisión, su licuadora que pidió”, le dijo el viernes Juan Rivera, empleado de la compañía Alvarez Refinishing Inc, que se comunicó con Univision 34 para apoyar a la anciana.

“Muchas gracias”, expresó con dificultad doña Elvira, postrada en su viejo sofá.

Todos esos obsequios, que se anticiparon a la Navidad, fueron entrando uno a uno al apartamento.

Con su voz débil, la anciana dijo estar conmovida por la ayuda de su comunidad. “Con ganas de llorar de gusto, por todo esto que me regalan. Gracias a Dios y a las personas que me lo regalaron”, expresó.

Ángel Montero, uno de los vecinos, contó que tocaron varias puertas para obtener las cosas que perdió la viejita. “Nosotros pudimos reunirle una mesa con sillas, un sofá, otro televisor y utensilios de cocina”, comentó.

Doña Elvira, quien cumplirá 74 años este 10 de diciembre, dice que sin esperarlo su comunidad le ha llenado el corazón. “Yo iba a pasar una Navidad bien triste, pero con todo esto ya me alegro más”, dijo.

RELACIONADOS:ComunidadHispanosCaliforniaAncianosLocal

Más contenido de tu interés