null: nullpx
Condenas

Condenan a 25 años de prisión a una madre por la muerte de su bebé; ella dice que se cayó de la cama

La mexicana Guadalupe O'Campos, quien tiene cinco hijos más, fue sentenciada en una corte de San Diego a una pena que podría extenderse a cadena perpetua, por algo que ella asegura "fue un accidente". Las autoridades determinaron que las heridas del niño no correspondían a una caída.
30 Ago 2017 – 10:06 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Una madre de seis, que fue acusada en 2014 de haber provocado la muerte de su bebé de 9 meses, fue sentenciada en una corte de San Diego a 25 años de prisión que pueden llegar a ser cadena perpetua. La mujer ha insistido en su inocencia, pero las heridas por las que murió el pequeño Kevin Machado ayudaron a determinar su culpabilidad.

Este no era el primer juicio que enfrentaba Guadalupe O'Campos, una joven mexicana que asegura que sería incapaz de haberle hecho algo a su propio hijo. Luego de dos audiencias en dos cortes supremas, este martes la jueza Amalia Meza le negó la libertad condicional alegando que "ella hirió a Kevin cuando nadie la estaba viendo".

Además, la jueza destacó el hecho de que la mujer no buscó atención médica inmediata para salvar al niño. "El bebé murió en manos de su madre", señaló y agregó que la acusada nunca reconoció lo malo que hizo o mostró arrepentimiento y podría ser un peligro para el resto de sus hijos.

La magistrada indicó que trabajadores sociales habían visitado la casa de esta familia, en City Heights, en San Diego, en ocasiones anteriores a la muerte de Kevin.

O'Campos había sido acusada de asesinato en 2014 y luego absuelta de este cargo en un primer juicio, pero luego el jurado quedó estancado en la decisión sobre el cargo por agresión. En julio de este año, un jurado diferente la encontró culpable de ese delito.


Video


Este martes la hispana insistió en su inocencia ante la magistrada. "Nunca hice lo que se me acusa. Dios sabe que fue un accidente", dijo. Su versión es que su bebé se cayó de la cama en dos ocasiones y ahí sufrió los golpes que tenía cuando murió.

Sin embargo, la fiscal del distrito Nicole Rooney le dijo al jurado que el pequeño de 9 meses había sido víctima de una violenta sacudida o le habían dado golpes, no solo había sufrido caídas. Las pruebas indican que Kevin tenía siete impactos en la cabeza.

Una de las hijas de la acusada, una joven de 16 años, aseguró que cuando ocurrieron los hechos estaba en el baño: escuchó un golpe y luego a su madre gritando "mi bebé se muere", de acuerdo con la fiscal.

La defensa, Patrick McCoy, expuso que el niño se había caído entre la cama y el clóset un par de días antes a su muerte, que en ese entonces parecía estar bien y que por eso sus padres decidieron no llevarlo al hospital. Después de ese incidente, según el abogado, el 5 de septiembre de 2013 el bebé estaba acostado de nuevo en la cama de sus papás cuando se oyó un golpe. Ahí dejó de responder y fue cuando acudieron a la casa de una vecina para llamar al 911.

De acuerdo a McCoy, la mujer será deportada a México cuando salga de prisión.

Vea también:

En fotos: Así se resolvió el asesinato del niño ‘Piqui’, cuyo cadáver fue encontrado en el lago Cachuma

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:CondenasSan DiegoMuertesLos AngelesLocal

Más contenido de tu interés