null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Centros de ICE castigan sin razón, insultan y dan comida descompuesta a inmigrantes detenidos

En respuesta a múltiples quejas, el inspector del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) visitó seis cárceles migratorias encontrando una serie de fallas, incluyendo instalaciones inadecuadas y sucias, falta de servicios de traducción y segregaciones excesivas.
16 Dic 2017 – 7:49 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Inspecciones federales realizadas en seis centros de detención del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) descubrieron que los inmigrantes han sido castigados sin razón, tratados a punta de insultos, no reciben atención médica inmediata e incluso les sirven comida caducada.

El informe publicado este jueves por la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), una entidad independiente, alerta que tales fallas "socavan la protección de los derechos de los detenidos, su trato humano y la provisión de un entorno seguro y saludable".

Esta investigación se efectuó en respuesta a las quejas presentadas por grupos proinmigrantes y otras recibidas en la línea telefónica del organismo. El reporte expone distintos casos de maltrato, como el de un detenido que pasó varios días en una celda de aislamiento solo por compartir su café con otro, y los de otros migrantes que antes de ser atendidos por un doctor soportaron largas jornadas de dolor porque tenían dientes infectados y una lesión de rodilla.

El reporte, sin embargo, no menciona preocupaciones sobre agresiones físicas y sexuales, ni por muertes en dichas instalaciones. Del 13 de abril al 31 de mayo, tres inmigrantes fallecieron en la cárcel de Adelanto, en el sur de California, el cual no fue objeto de escrutinio.

"Nos preocupa la falta de profesionalismo y el trato inadecuado por parte del personal en los centros, lo que fomentó una cultura irrespetuosa y de desprecio por los derechos básicos de los detenidos", alerta el informe, el cual registró múltiples denuncias por trato denigrante y el uso de lenguaje inapropiado.

Por ejemplo, varios detenidos en la cárcel municipal de Santa Ana, uno de los sitios inspeccionados, relataron que un guardia les gritó durante varios minutos y les amenazó con castigarlos a su discreción. El inspector general del DHS confirmó esa queja al revisar los videos del penal. Ahí mismo una persona esperó varios meses antes de recibir los anteojos que necesitaba. ICE canceló en mayo pasado el contrato que tenía con el gobierno de Santa Ana.

Otros centros de ICE inspeccionados por dicha entidad son Hudson County Correctional Facility en Nueva Jersey, Laredo Detention Center en Texas, Otero County Processing Center en Nuevo México, Stewart Detention Center en Georgia y Theo Lacy en California.

Este último, ubicado en el condado de Orange y objeto de múltiples señalamientos, estuvo bajo la lupa en marzo pasado, cuando se detectó que imponía segregaciones excesivas sin derecho a visitas, salidas al patio, llamadas telefónicas e incluso duchas. También se encontró que Theo Lacy, vigilado por el Sheriff de Orange, sirvió comida descompuesta, tenía baños sucios y teléfonos inservibles.

El reporte del inspector del DHS se presenta cuando la administración Trump busca la aprobación del Congreso para que ICE tenga más de 51,000 camas disponibles en sus centros de detención, casi el doble que durante el gobierno anterior.

Solo una de las instalaciones revisadas, Laredo Detention Center, en Texas, recibió elogios por su trato a los inmigrantes. En las otras la gravedad de sus fallas variaba. En algunas, por ejemplo, se encontraron alimentos y productos en mal estado, sanitarios sucios y teléfonos descompuestos.

Al inspector del DHS le preocupó en particular las segregaciones sin motivo, sin notificar sus derechos, ni proporcionarles formularios para apelar estos castigos. "En múltiples casos, los detenidos fueron disciplinados, incluida la segregación o encerrarlos en sus celdas, sin la documentación adecuada para justificar la medida disciplinaria", cita el informe.

También se detectó que los guardianes no usaban servicios de traducción para comunicarse con los inmigrantes, lo que pudo conducir a estas reprimendas.

El Comité de Solidaridad Migrante Detenido dijo que espera que ICE resuelva tantas quejas. "Los inspectores del DHS simplemente confirmaron informes de trato inhumano en múltiples centros de detención", menciona la organización.

ICE, que supervisa cerca de 250 cárceles migratorias a través de contratistas privados y gobiernos locales, indicó que aceptaba tales recomendaciones y subrayó que ya garantiza un trato humano para los migrantes.

"Para garantizar la seguridad y el bienestar de las personas bajo nuestra custodia, trabajamos regularmente con consultores y una variedad de interesados externos para revisar y mejorar las condiciones de detención en las instalaciones de ICE", señaló la agencia.

En fotos: Así es el centro de detención para inmigrantes más grande de California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés