null: nullpx
Impuestos

California mantiene la polémica ‘tasa al tampón’

El gobernador Jerry Brown vetó el proyecto de ley que hubiera eliminado el impuesto a la venta de tampones. También rechazó quitar las tasas a los pañales.
14 Sep 2016 – 7:26 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El gobernador de California, Jerry Brown, vetó esta semana un proyecto de ley que habría eliminado los impuestos sobre la venta de tampones y toallas femeninas, tal y como han hecho otros estados donde se consideró que estos productos deberían estar exentos de tasas por ser de primera necesidad.

Además de esta iniciativa legislativa, Brown frenó otras seis propuestas que abogaban por rebajas fiscales por considerar que supondrían un problema para las arcas estatales. El gobernador cifró en 300 millones de dólares el monto que California dejaría de ingresar si se aprobara la retirada de la llamada ‘tasa al tampón’ o los impuestos sobre la venta de pañales, entre otras.

Actualmente existe una campaña en varios países occidentales y a través de internet para conseguir que los productos de higiene íntima femenina se comercialicen libres de impuestos como ocurre, en general en EEUU, con muchos alimentos, materiales médicos –como los fármacos que favorecen la erección masculina-, sellos, y ropa (en algunos estados), de lo contrario, supondría tratarlos como objetos de lujo.

“¿Por qué está bien equilibrar el presupuesto (del estado) a costa de las mujeres?”, preguntó la asambleísta Cristina García, quien impulsó la medida AB1561 vetada por Brown, tras saber que el mandatario había impedido que entrara en vigor.


García pidió a sus seguidores en Facebook que contactaran a la oficina del gobernador para decirle que tener “el período no es un lujo”. La asambleísta defiende que seguir cargando con impuestos productos de higiene necesarios para la mujer supone una injusticia de género.
Antes de llegar a la mesa del gobernador, la iniciativa AB1561 fue aprobada por el Senado y la Asamblea de California.

Según García, cada año las californianas pagan 20 millones de dólares en tasas por comprar tampones y toallas femeninas y de media gastan 7 dólares mensuales durante 40 años.


“Esto no es insignificante para las mujeres, especialmente para las pobres que luchan para cubrir las necesidades básicas”, comentó la política cuando presentó la propuesta en la Asamblea el pasado mes de enero.

Canadá fue el primer país del mundo en eliminar la llamada ‘tasa al tampón’, de acuerdo con un reporte de Fusion en 2015, y posteriormente el movimiento para erradicar ese impuesto ha ganado adeptos en Reino Unido, Australia y Estados Unidos, donde hasta la fecha 13 estados (de 50) permiten la comercialización de esos productos femeninos sin carga impositiva.

Lea también:


Más contenido de tu interés