Tabaco

California envía a las urnas una propuesta para subir los impuestos al tabaco

La Coalición Salvar Vidas California consiguió 1 millón de firmas para que la propuesta de aumentar 2 dólares a cada caja de cigarros se someta a consulta de los ciudadanos en las elecciones del próximo noviembre.
4 Jul 2016 – 7:03 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- La Coalición Salvar Vidas de California consiguió que su propuesta de aumentar en 2 dólares el precio de los productos con tabaco se someta a consulta de los electores en noviembre al reunir alrededor de 1 millón de firmas válidas.


El dinero que se recaude con el impuesto se destinará para que el Medi-Cal tenga más fondos, así como para apoyar programas de prevención e iniciar investigaciones contra el cáncer y otras enfermedades relacionadas con el consumo del tabaco.

La directora de organización en la Coalición para la Defensa de la Salud del Consumidor, Nancy Gómez, dijo a Univisión Noticias Los Ángeles que con la propuesta solo los fumadores pagarán más impuesto.

“Si fumas, pagas. Así los únicos a los que les afecta el impuesto es a los fumadores y al mismo tiempo esperamos que el aumento del precio sea motivo para que dejen el hábito. Desde hace 20 años no ha subido el impuesto que en estos momentos es de 87 centavos”, dijo.

Desde el 9 de junio, se aprobó en California la ley SBX2-7 que eleva la edad legal para comprar tabaco de los 18 a los 21 años. Lo que conviertió al estado en el segundo a nivel nacional en imponer esta restricción.

Los activistas celebraron que este año ha sido crucial para los esfuerzos por reducir el consumo de tabaco en California y esperan que en noviembre próximo puedan dar otro golpe al problema de salud con el nuevo impuesto.


Estadísticas en el estado
Cada año, alrededor de 40,000 personas mueren a causa de enfermedades relacionadas al tabaco de acuerdo con la organización Campaña Niños Libres de Tabaco.

En un estudio de Salvar Vidas California, 90% de los fumadores se inician en el hábito antes de los 21 años y cada año cerca de 17,000 niños en el estado se vuelven consumidores.

En los recientes cuatro años, detalló la coalición, aumentó 10 veces el número de adolescentes que pasan de usar cigarros electrónicos y comienzan a fumar tabaco.

La presidenta de American Lung Association en California, Olivia Díaz-Lipham, declaró que “el estado ha sido lider en la pelea contra el tabaco pero ahora el impuesto en el tabaco es uno de los más bajos a nivel nacional. Incrementando el impuesto salvaremos vidas y protegeremos a nuestros niños”.


Latinos, los más propensos
En un informe del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), se detectó que el número de estudiantes hispanos que utilizan cigarrillos electrónicos aumentó de 5.3% a 15.3% entre 2013 y 2014.

El centro también encontró que, a nivel nacional, 26.7% de los estudiantes de secundaria hispanos utilizaron algún producto de tabaco en 2014.

En escuela intermedia, 11.8% de los estudiantes hispanos utilizaron algún producto del tabaco. De 1993 a 2013 aumentó la cifra de consumidores hispanos jóvenes de 3.1% a 5.1 por ciento.

“Los hispanos se han convertido en un blanco de las tabacaleras debido a que la influencia llega más a las áreas pobres y están enganchando a gente joven. Debemos evitar que atrapen a nuestros hijos”, declaró Gómez.


El costos médicos del tabaquismo
Claudia Álvarez, médico familiar en el Centro Médico de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), reveló que los costos por persona para tratar algún tipo de cáncer relacionado con el tabaquismo puede variar de los 50,000 al 1,000,000 de dólares.

“Depende la etapa de avance, de qué se trate el cáncer, en qué parte está, entre muchos factores. Es un precio estimado de lo que le cuesta al gobierno una persona, dependiendo de su seguro médico”, explicó.

En Medi-Cal, reveló, se destinan 3.5 mil millones de dólares al año para atención de enfermedades relacionadas con el tabaquismo.

“Es urgente esta medida. No solo se trata de las personas que fuman, si no también de los bebés y niños que están expuestos a un humo de segunda mano y han llegado a presentar enfermedades respiratorias como el asma”, dijo.

Uno de los casos más graves y jóvenes que Álvarez atendió relacionado al tabaquismo fue el de un niño de 2 años con problemas respiratorios debido a la adicción de su padre.

“El niño no podía respirar. Lo internamos cuatro días y teníamos que atenderlo cada tres o cuatro horas. Al principio no entendíamos por qué padecía esto, hasta que el papá llegó fumando al hospital relacionamos los síntomas”, refirió.

Lea también:


Más contenido de tu interés