null: nullpx
Planeta

Bombero de California narra lo que es ver su propio barrio calcinado por los fuegos

Anthony Alcocer cuenta cómo desde que empezó a soplar el viento, su instinto le dijo que el peligro era inminente. Él está retirado tras 30 años en labor, pero sus dos hijos han colaborado en las evacuaciones y sofocando los fuegos. "Lo que se quema no es solo una casa, son también los recuerdos", lamenta.
21 Oct 2017 – 12:43 PM EDT

SONOMA, California.- Parece solo un árbol quemado, pero para Anthony Alcocer alguna vez fue el lugar de su casa donde todos animaban a su hija menor Cassie a crecer y alcanzar las ramas con sus propias manos.

En la acera, también calcinada y destruida, no quedan ni los escombros de las iniciales de sus hijos que escribieron en el cemento fresco décadas atrás. Tampoco queda rastro del patio donde los niños aprendieron a sembrar plantas o reparar cosas.

"Puede parecer sólo un árbol quemado frente a una casa que ya ni está, pero para nosotros es nuestra antigua casa donde vivimos 18 años y son nuestros recuerdos y la tristeza de muchos y grandes amigos que lo perdieron todo. La casa se ha ido, así como el resto del barrio donde estaba. Mis hijos tienen amigos que crecieron ahí y cuyos padres vivían aún ahí. Lo que se quema no es solo una casa o un barrio, son también los recuerdos", lamenta Alcocer a Univision Noticias.

Según él, los televisores y aparatos se sustituyen, pero las fotos de los abuelos, los sitios donde se vivieron momentos especiales para una familia, esos se van y son irremplazables.

Hace ya 10 días que el fuego voraz convirtió el vecindario de Coffey Park, en Santa Rosa en el condado de Sonoma, en un escenario tan gris que parece una zona de guerra, totalmente destrozada. Más de 1,000 personas perdieron su hogar ante las llamaradas que brotaron de pronto y se expandieron de forma errática por el viento, entre ellos, ocho bomberos activos y cuatro retirados.

Anthony Alcocer es uno de los bomberos retirados. Trabajó por 30 años en el cuerpo de bomberos de la comunidad y ahora, son sus dos hijos AJ (31 años) y Michael (38) quienes continúan honrando ese legado.

Ambos han participado de las labores de apoyo, evacuación y contención del fuego durante más de una semana continua. Su trabajo ha sido esencial en las labores de la zona.

Instinto y compasión

Como bombero retirado, la fuerza de los vientos del domingo lo hizo sospechar que algo no estaba bien. Sus hijos estaban de guardia y él supo que debía prestar atención. Entonces encendió el radio de monitoreo.

"Yo estaba oyendo el escáner de fuego, principalmente por los fuertes vientos que golpeaban y luego vinieron los primeros fuegos que comenzaron a aparecer en Santa Rosa. Con mis hijos en servicio yo sabía que ellos iban a estar ocupados con la emergencia, pero, fue luego que entendí la magnitud de los incendios que estaban ocurriendo". Los minutos se le convirtieron en horas y en ansiedad.

"Yo apenas pude les mandé un mensaje que decía: Cuídense ahí afuera, hay vientos erráticos y chispas incandescentes por todas partes", narra el padre, reconociendo que se sintió impaciente e impotente. Estando por tantos años en sus zapatos, sabía que la misión de sus hijos no sería nada fácil y, mucho menos, que estaría exenta de peligro.

Lo que ha ocurrido desde entonces ya es historia narrada, prosigue, pero más de una semana después él reconoce que el caos aún impera en las comunidades y la calma empieza a regresar, pero muy a cuenta gotas.

Alcocer espera que la lluvia le de una ayuda a los bomberos para terminar de controlar los fuegos. También que el frente frío que baja de Alaska, refresque un poco y humedezca el aire, debilitando las condiciones para que los incendios se propaguen.

"Nunca vi fuegos de esta magnitud en mi carrera. Si había visto incendios en otras partes de California y por ejemplo, en 2003 me tocó bajar al sur y participar en labores en los incendios de San Bernardino, pero estos fueron voraces", dijo y reconoció que "es muy diferente cuando los incendios son en tu propio pueblo y muy cerca de casa. Cuando conoces a la mayoría de las personas que perdieron sus hogares".

Un portavoz de la cuadrilla, quien prefirió no identificarse, aseguró que oportunamente la comunidad buscará organizar actividades para ayudarles a todos ellos a reconstruir sus viviendas porque "el pueblo de Santa Rosa está muy agradecido con todas las personas que han expuesto hasta su vida por ayudarnos a proteger la comunidad".


Los incendios de California en 15 impresionantes fotografías

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PlanetaLocal

Más contenido de tu interés