Incendios

"¡Ayuda!": el grito desesperado de un bombero antes de morir dentro del tornado de fuego más grande registrado jamás en California

Un reporte oficial detalla las dramáticas muertes de un bombero y un operador de excavadoras que fueron alcanzados por las llamas del voraz incendio Carr, que ha quemado más de 214,000 acres en Redding, en el norte de California. El bombero quedó dentro del mayor remolino de lumbre registrado en el estado.
16 Ago 2018 – 5:48 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El bombero Jeremy Stokes recorría en una camioneta pick-up el oeste de Redding, California, tratando de evacuar residentes la noche del 26 de julio, cuando terminó en medio de un torbellino de lumbre que tenía un diámetro de 1,000 pies, equivalente a tres canchas de fútbol.

Los vientos en la base del tornado de fuego, considerado el más grande jamás registrado en California, alcanzaron velocidades de hasta 165 millas por hora, generando un infierno de más de 2,700 grados Fahrenheit. Dentro de ese monstruo, Stokes tomó su radio para pedir que le ayudaran a salir vivo.

“Ayuda”, dijo el inspector del Departamento de Bomberos de Redding y pidió que helicópteros arrojaran agua sobre el vecindario donde estaba atrapado. Según un informe, Stokes mencionó que “estaba en medio del camino, estaba quemado y necesitaba una descarga de agua".

Pero fue imposible controlar ese torbellino que arrancó los techos de las casas, árboles y torres de líneas eléctricas, mientras volteaba vehículos y el pesado contenedor de un camión de carga.


Los compañeros de Stokes trataron de comunicarse con él sin que lograran localizarlo. Tampoco pudieron a través de la señal de su teléfono celular. El cuerpo del bombero de 37 años fue encontrado hasta la mañana siguiente, el 27 de julio, en algún lugar al este del bulevar Buenaventura.

Detalles de la dramática muerte de Stokes, una de las ocho víctimas fatales atribuidas al fuego Carr, que ha quemado 214,527 acres y destruido casi 1,100 casas en Redding, se publicaron es un informe elaborado por el Departamento Forestal y de Protección Contra Incendios de California (Cal Fire).

En ese reporte se menciona que el tornado de Redding “sorprendió a muchos bomberos con mucha experiencia”. En un principio se mencionó que el humo y el fuego del torbellino alcanzaron una altura de 18,000 pies, lo que equivale a 12 edificios como el Empire State. En menos de 40 minutos, el fenómeno conocido como ‘diablo de fuego’ abarcó de 4 a 8 millas.


El excavador que sufrió “heridas fatales”

Un video publicado por Cal Fire el miércoles muestra el horrendo remolino de lumbre y humo que avanzaba en una zona poblada de Redding. Su magnitud hizo imposible contenerlo.

“Las observaciones de testigos y otra evidencia sugieren que varios tornados de fuego ocurrieron en diferentes lugares y momentos, o que se formó un tornado de fuego y luego se debilitó y se fortaleció periódicamente, lo que causó varias áreas separadas de daños” cita el informe de Cal Fire.

Dicho reporte también detalla la muerte del operador de excavadoras Don Smith, de 81 años, quien falleció cuando su bulldozer quedó atrapado entre las llamas tratando de ampliar la línea de contención para evitar que ardiera una casa cerca de la reserva Spring Creek la tarde del 26 de julio.


Un supervisor le advirtió a Smith “no avanzar por la línea de contención si no era seguro o si se sentía incómodo con la tarea”. A las 5:44 pm, el fuego saltó la barrera y al operador le ordenaron “salir de allí”. Dos bomberos en el lugar trataron de rescatar a Smith, pero no pudieron por la rápida propagación de las llamas.

Cuando Smith logró comunicarse por radio era demasiado tarde. Él dijo que “no podía salir porque fue rodeado por el fuego”. A pesar de los esfuerzos de un helicóptero de Cal Fire que lazó varias descargas de agua en el lugar donde estaba el conductor del bulldozer, nada pudieron hacer para salvarlo.

A las 7 pm, un capitán de bomberos logró llegar a la escena, pero solo para confirmar que el operador de la excavadora “sufrió heridas fatales”.

Por el fuego Carr también fallecieron una anciana y dos niños, que no lograron escapar de su casa consumida por las llamas. En total, la ola de incendios forestales que han azotado distintos lugares de California ha cobrado la vida de 11 personas, incluidos seis que luchaban para contenerlos.

Sin descanso, estos bomberos arriesgan su vida en medio de los incendios de California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés