null: nullpx
Incendios

"Era un tornado de fuego", dice pareja que enfrentó en su casa un feroz incendio en California

Decididos a proteger su hogar, dos esposos desobedecieron una orden de evacuación emitida por el avance del fuego Atlas, uno de los peores entre una serie de incendios que azotan el norte de California y ya han dejado 42 muertos. Así evitaron que su casa se quemara.
18 Oct 2017 – 1:45 PM EDT

NAPA, California.- Un monstruo de fuego llegó hasta el patio trasero de Karen y Darryl Pridmore durante la mañana del martes 10 de octubre. Rugía al devorar las montañas de Napa; exhalaba llamas que superaban la altura de los árboles y humo negro. Era el incendio Atlas, uno de los más grandes entre una veintena que han cobrado 42 vidas y que han calcinado miles de acres en el norte de California. Esta pareja grabó con su celular mientras luchaba por salvar su casa, en la comunidad de Capell Valley.

"Era como un tornado de fuego y nuestro patio trasero estaba en medio de ese tornado. Tomaba nuestras cosas y las tiraba; levantó pesadas sillas de metal", dijo a Univision Noticias, Karen, quien habla aún sorprendida por la catástrofe de la que milagrosamente se salvó. Su hogar quedó intacto.

"Por un segundo pensé que moriría, cuando la tormenta de fuego se dirigió hacia nosotros. Yo estaba en shock", contó Karen mostrando videos y fotos que tomó aquella mañana. Las imágenes son -de hecho- más impactantes que su relato. "No tenía miedo, sino ansiedad", aseguró.


Karen, de 47 años, y su esposo Darryl, un bombero voluntario de 54 años, desobedecieron la orden de evacuación obligatoria porque sabían que nadie llegaría inmediatamente a su poblado para sofocar la lumbre. "Nos quedamos a salvar nuestra casa; si no lo hubiéramos hecho se habría quemado", dijo ella.


Darryl señala que él y sus familiares, quienes habitan unas 15 casas dispersas en los cerros de Capell Valley, usaron pipas de agua, excavadoras y otra maquinaria para tratar de contener las llamas. "Todos nos quedamos a proteger nuestras casas, estuvimos en peligro, pero peleamos juntos".

" Sabíamos que estábamos solos", aseguró Darryl, agregando que a su casa llegaron cinco de sus familiares para ayudarle. Dice que en un momento no pudieron más contra las llamas y el humo intenso, entonces corrieron a refugiarse en la vivienda. Al final, solo una propiedad en la zona quedó calcinada y nadie resultó herido. Darryl lo considera un logro de su familia, que por generaciones ha vivido en las montañas de Napa.


Viendo las imágenes de esta catástrofe, Karen cuenta que pasó por otra cuando tenía 19 años: el terremoto de 6.9 grados que sacudió a San Francisco en 1989, dejando un saldo de 63 personas muertas, casi 4,000 heridos y graves daños materiales en distintas comunidades.

Karen relata que el negocio de su padre quedó destruido parcialmente. "Estaba a siete cuadras del mar. Vimos al mar alejarse y después regresar", recordó.

Al reflexionar sobre estos dos episodios, ella dice sentirse bendecida. "Estoy agradecida porque he sobrevivido dos veces. Ahora es muy difícil pensar que por estos incendios mucha gente perdió la vida, sus casas y sus trabajos", lamenta.

Los Pridmore habían programado viajar por carretera de costa a costa, pero finalmente dedicieron disfrutar el hogar por el cual lucharon a muerte hace unos días. "Nos quedamos en nuestra casa", dicen.


En fotos: Los rastros que dejan los incendios en California

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés