null: nullpx
Asesinatos

Así avanza la investigación sobre la extraña muerte de un joven universitario en California

El Sheriff del condado de Orange, que investiga este caso como un homicidio, entrevistó a un amigo del fallecido Blaze Bernstein con quien estuvo la noche de su desaparición y notó que su comportamiento e inconsistencias podrían implicarlo. Los detectives notaron que tenía rasguños en su manos, estaba muy nervioso e hizo lo posible para no dejar sus huellas digitales.
11 Ene 2018 – 05:03 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

LOS ÁNGELES, California.- La investigación inicial sobre la muerte del estudiante universitario de 19 años Blaze Bernstein, cuyo cadáver fue encontrado el martes en una montaña del sur de California, revela que la última persona que lo vio con vida fue un excompañero de preparatoria, quien al ser interrogado por los detectives "parecía nervioso", temblada, tenía varios rasguños en las manos, sus uñas estaban sucias, evitó dejar huellas digitales y su relato tuvo al menos una inconsistencia.

El Sheriff del condado de Orange investiga el caso como un homicidio. Este miércoles se realizó una autopsia, aunque no se han dado detalles sobre la causa de muerte.

Una intensa búsqueda se llevó a cabo en el parque Borrego durante días, pero el cadáver fue descubierto tras el paso de la tormenta que azotó la región el martes. Las autoridades no indicaron si el cadáver había sido enterrado.

La desaparición de Bernstein, quien estudiaba en la Universidad de Pennsylvania y visitaba la casa de sus padres en Lake Forest en las vacaciones decembrinas, se reportó durante la noche del 2 de enero. Lo último que se supo es que había salido a encontrarse con un amigo en las montañas de Santa Ana. El parque en el que se extravió se encuentra a 10 minutos del hogar de su familia.

Carrie Braun, vocera del Sheriff de Orange, dijo en una conferencia de prensa realizada el miércoles que "todavía se están siguiendo varias pistas". La agencia ha revelado pocos detalles sobre la investigación y no ha precisado si ya han identificado a un sospechoso. Los detectives creen que el joven fue asesinado en la noche en que se le perdió el rastro.

Una declaración jurada obtenida por el diario OC Register señala que un amigo de Bernstein, cuyo nombre no ha sido revelado, estaría bajo la lupa de los detectives. Su comportamiento y al menos una inconsistencia en las entrevistas con los investigadores lo podrían implicar en este caso.

El amigo, quien asistió a la Escuela de Artes del condado de Orange en Santa Ana con Bernstein, declaró a los detectives que habló con él por la aplicación SnapChat durante la noche del 2 de enero, que aceptó recogerlo y que ambos fueron en su auto al estacionamiento de una tienda Hobby Lobby, en Lake Forest, para "pasar el rato" y "ponerse al día".

Bernstein, según su relato, le dijo que iba a encontrarse con otro amigo de la secundaria. Por eso se dirigieron al parque Borrego poco antes de la medianoche. Luego, Bernstein salió del auto y caminó solo hacia el parque. El amigo aseguró que lo esperó alrededor de una hora, que intentó contactarlo por SnapChat y que al no recibir noticias de este decidió ir a la casa de su novia, en la ciudad de Tustin, y regresó al parque a las 3:40 am.

Pero en otra declaración el amigo dijo que no recordaba el apellido, ni el domicilio de la novia.

De acuerdo al reporte del Sheriff, el amigo dijo que Bernstein se había quejado de sus calificaciones en la universidad y "parecía deprimido, pero nunca dijo nada sobre querer lastimarse".

Dos días después de la desaparición del adolescente, los detectives volvieron a hablar con el joven en el parque Borrego y notaron que sus manos tenían varios rasguños y raspaduras. Este les explicó que se había lastimado en una especie de "club de la pelea". También vieron que tenía las uñas sucias y él les dijo que "cayó en un charco de lodo".

Entonces, los detectives notaron que el amigo estaba nervioso y "respiraba con dificultad, hablaba rápido y temblaba". También observaron que el chico llevaba en la cajuela de su carro equipo para acampar, una cubeta vacía en la parte trasera y un cinturón negro en el suelo del asiento del pasajero.

A los investigadores les inquietó que el joven hizo lo posible para no dejar sus huellas digitales cuando estuvo en la oficina administrativa del Sheriff de Orange. "Al salir de la jefatura del Sheriff, notaron que cada puerta que tuvo que tocar saliendo del edificio se cubrió la mano con su chamarra para evitar que su mano y sus dedos tocasen alguna parte de las puertas", cita la declaración.

El Sheriff de Orange no ha comentado sobre las afirmaciones en este reporte.

Más de 300 personas asistieron a una vigilia la noche del miércoles para honrar la memoria de Bernstein cerca del lugar donde se encontró su cuerpo. Ahí se colocó un altar con fotos del joven, velas y flores.

Unas horas antes, sus padres expresaron con lágrimas en una conferencia de prensa que el cadáver de su hijo ya había sido identificado. "No hace falta decir que nuestra familia está devastada por la noticia", dijo con tristeza su padre Gideon Bernstein. "Nosotros, como muchos de ustedes en todo el mundo, amamos a Blaze, y sólo queríamos que regresara a salvo".

El joven que desapareció en montañas del sur de California fue asesinado en aparente crimen de odio por ser gay

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés