Leyes y Prohibiciones

Adiós al popote: California quiere ser el primer estado que restrinja su uso en ciertos restaurantes

Un proyecto de ley prohibiría a los establecimientos de servicio completo ofrecer estos utensilios a menos que los clientes los pidan. No obstante, esta medida exenta a los restaurantes de comida rápida.
24 Ago 2018 – 7:56 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Quienes deseen popotes de plástico para sus bebidas pronto tendrán que solicitarlos en los restaurantes de California. Esta medida que busca reducir la contaminación oceánica fue aprobada el jueves por legisladores y ahora está bajo consideración del gobernador Jerry Brown. De firmarla, California se convertiría en el primer estado en imponer restricciones al uso de las llamadas pajillas.

El proyecto de ley prohibiría a los establecimientos de servicio completo (quedan exentos los de comida rápida) ofrecer estos utensilios a menos que los comensales los pidan. Con esto se trata de imitar a varias ciudades del país, algunas de las cuales incluso han vetado su distribución en restaurantes y bares, como Manhattan Beach, Davis, Malibu (California), Miami Beach (Florida) y Seattle (Washington).

Disney anunció a finales de julio que dejará de usar los popotes en sus parques de atracciones a partir de mediados de 2019. Por su parte, la cadena de cafetería Starbucks se comprometió a no ofrecer estos utensilios en ninguna de sus sucursales desde el año 2020. Y McDonalds indicó que comenzaría a usar pitillos de papel en sus establecimientos del Reino Unido.

Más de 500 millones de pajillas de plástico se usan cada día en Estados Unidos: son la sexta pieza de basura más común recogida en las campañas de limpieza costera entre 1989 y 2014. Se estima que una persona consume aproximadamente 38,000 popotes en su vida, equivalente a un promedio de 1.6 por individuo cada día.

Si bien la prohibición que intenta promulgar el Estado Dorado no es total, los promotores de la iniciativa confían en que sentará un precedente hacia la reducción del consumo de plástico en todo el país. De hecho, las sanciones para los negocios infractores son casi significativas: solo 25 dólares por día y teniendo un límite anual de 300 dólares.

Originalmente se proponían castigos duros: una multa de hasta $1,000 y seis meses de cárcel.


Por otro lado, quedan fuera de su radar los restaurantes de comida rápida, una cifra importante en el estado donde nacieron las franquicias McDonalds, Jack in the Box, Panda Express, In-N-Out Burger y Taco Bell. Aquí hay 3.6 establecimientos de ese tipo por cada 10,000 habitantes, según datos.

Un análisis legislativo sugería de la iniciativa no lograría una reducción considerable del número de popotes que se usan a diario precisamente porque no abarca a estas cadenas de comida rápida. Quizás por ello dicha industria y la Cámara de Comercio estatal no se opusieron.

“Un avance pequeño, pero significativo”

A pesar de las limitantes, el autor del proyecto legislativo AB 1884, el asambleísta Ian Calderón afirma que se trata de un avance pequeño, pero significativo” para la protección del ambiente.

“Al eliminar el comportamiento predeterminado de proporcionar popotes de plástico con cada bebida, los consumidores tienen la oportunidad de hacer un pequeño cambio deliberado que disminuirá los efectos nocivos de los popotes usados una vez en nuestro medio ambiente”, señaló el legislador.

California ha tomado varias acciones para reducir la contaminación generada por el plástico. Hace cuatro años se promulgó una ley que prohíbe regalar las bolsas de plástico en los supermercados, farmacias y licorerías. La industria de las bolsas trató de derogarla, pero los votantes finalmente la sacaron a flote.

La Agencia de Protección al Ambiente (EPA) alerta que los plásticos son un segmento de rápido crecimiento en los basureros municipales. En 2015, estos recibieron 14 millones de contenedores y envoltorios de plástico. Otra montaña gigantesca estaba formada por popotes.

La preocupación de los ambientalistas es cuando estos recipientes terminan en el mar y afectan a la flora y fauna. Un estudio de las universidades de California en Davis y la Hasanuddin de Indonesia encontró que alrededor del 25% de los peces analizados en mercados de California e Indonesia tenían en sus entrañas material plástico o fibroso, resultado de la contaminación en los mares.

“Creemos que el tipo de desechos en el pescado es impulsado por las diferencias en el manejo de los desechos locales", dijo la autora principal del reporte, la investigadora Chelsea Rochman. "Es interesante que no hay una gran diferencia en la cantidad de desechos en los peces de cada lugar, sino en el tipo: plástico o fibra", explicó.


Estas son las 18 cosas que puedes hacer para ayudar al planeta cada día

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés