null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

A punto de ser deportado Rómulo Avélica, el inmigrante que fue detenido llevando a su hija a la escuela

Rómulo Avélica, símbolo de la lucha contra los operativos de ICE en Los Ángeles, puede ser deportado a México el próximo lunes si los abogados no logran que antes de ese día reciba otro amparo o se revise su solicitud para una Visa U.
1 Ago 2017 – 5:56 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- El caso del mexicano Rómulo Avélica, el más emblemático de la lucha contra los operativos de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en Los Ángeles, podría concluir con una deportación tan pronto como este lunes 7 de agosto, esto si no le conceden otro amparo ese día, ni se revisa su petición para una visa otorgada a víctimas de crímenes, advirtió su abogado.

"Cuando se venza el amparo (otorgado por la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito) el lunes 7 de agosto, él será vulnerable a una deportación inmediata", dijo a Univision Noticias Alan Diamante, abogado de Avélica, quien fue detenido por ICE a finales de febrero cuando llevaba a su hija de 13 años a su escuela en Highland Park. La adolescente grabó el incidente con su celular.

Desde ese día, Avélica, quien ha vivido en Estados Unidos desde hace 25 años, ha estado en el centro de detención para inmigrantes en Adelanto. Su esposa y sus tres hijas lo visitan a menudo, pero ahora temen que este fin de semana sea la última vez que estén juntos en este país.

"Están sufriendo. ¿Te imaginas que la cabeza de la familia haya estado detenida desde hace casi seis meses? Esto tiene mucho impacto en ellos. Están ansiosos y se sienten vulnerables por el miedo de la deportación", contó sobre los familiares de su cliente el abogado.

La primera estrategia legal fue detener temporalmente el proceso de deportación a través de un amparo que les otorgó la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito, con sede en San Francisco, pero un tribunal migratorio desestimó tal suspensión temporal en junio. La medida vence este 7 de agosto, fecha en que ICE podría expulsar al mexicano, advirtió Diamante.

Otra medida que intentaron tomar para evitar su deportación también falló. En junio, el abogado envió una petición de amparo al Departamento de Seguridad Nacional (DHS), pero la agencia la rechazó argumentando que se presentó anticipadamente.


Aferrados a la Visa U

Este lunes se tratará de evitar que Avélica sea puesto en un autobús rumbo a Tijuana, México. El primer paso será pedir al DHS la cancelación temporal de la deportación y, si es negada, recurrir a otra instancia, la Junta de Apelaciones de Inmigración, basándose en la solicitud de la Visa U (que se otorga a las víctimas de crímenes) y que dos jueces bajaron de categoría dos condenas del mexicano.

Y es que Avélica se benefició de una nueva ley que permite a los inmigrantes en California que les cancelen o reduzcan las sentencias si no fueron asesorados para su declaración de culpabilidad. De esta forma, su defensa logró que dos tribunales rebajaran sus condenas por conducir bajo los efectos del alcohol (DUI), que recibió en 2008, y por posesión de una propiedad robada, un cargo que data de 1998.

El temor de la defensa es que el DHS niegue su solicitud demasiado tarde el lunes, antes de que pueda recibir una respuesta de la Junta de Apelaciones de Inmigración. En ese caso, ICE podría expulsar al mexicano ese día. "No queremos que pase eso", mencionó el abogado.

Diamante dijo que ahora se aferran a la solicitud de Visa U que en marzo presentaron Avélica y su esposa, Norma, argumentando que fueron víctimas de un crimen ocurrido en diciembre de 2016. Aunque el abogado no proporcionó detalles sobre este caso, citando un pedido de privacidad de la familia y para no entorpecer la investigación, el litigante mencionó que se trata de un delito grave.


"Estamos convencidos que tenemos un caso muy fuerte", señaló el abogado.

De ser aceptada, Avélica podría esperar en libertad el resultado de dicha solicitud.

Después de ser arrestado en 2008 por conducir ebrio, Avélica se enfrentó a un proceso de deportación y trató de frenarlo, pero en 2013 un juez de inmigración le negó tal pedido, alegando que no era elegible por su condena por la posesión de bienes robados. Un año después él trató de apelar su caso, pero le confió el trámite a un estafador que terminó robándole. Así terminó en la lista negra de ICE.

Luego de su detención en febrero pasado, ICE indicó que el mexicano tenía "varias condenas pendientes", incluido el delito por conducir ebrio, así como la orden de deportación pendiente emitida tres años atrás.

El abogado Diamante dijo que su principal preocupación es que el gobierno federal deporte a Avélica para sentar un precedente. "El mensaje que quiere enviar la administración Trump no es el de deportar a tres millones de indocumentados, sino a 11 millones", señaló.


EN FOTOS: Una deportación de ICE, paso a paso

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés