null: nullpx
Juicios

Se quedaron sin la custodia de sus hijos por error: juez de Texas ordena al Servicio de Protección Infantil pagar multa de $127,000

Melissa y Dillon Bright perdieron la custodia de sus hijos porque los funcionarios confundieron las lesiones provocadas por un problema de salud no diagnosticado con abuso infantil. Esta es su historia.
12 Nov 2018 – 7:09 PM EST

Un juez de Texas ordenó que el Servicio de Protección Infantil (CPS) pagar más de 127,000 dólares a una familia por haberle quitado la custodia de sus hijos por error, al asumir que las lesiones que mostraba uno de los niños eran resultado de abuso infantil, y mentir en la corte sobre el caso.

Funcionarios de CPS visitaron el hogar de Melissa y Dillon Bright y les quitaron la custodia de sus dos niños pequeños en septiembre, según lo informó el Houston Chornicle. El juez del condado Harris, Mike Shneider, mencionó que la agencia fue “deshonesta” y posiblemente “maliciosa” al remover a los niños de su hogar y por ello ordenó pagar los honorarios legales de la familia Bright y crear una nueva capacitación para los trabajadores del CPS.

El problema comenzó en julio, cuando Mason se cayó de una silla de jardín sobre un piso de cemento en Tomball. Melissa Bright llevó inmediatamente a Mason al hospital debido a una lesión en la cabeza, pero una resonancia magnética reveló que Mason tenía una segunda fractura y sangrado más pequeños en su cerebro.

Melissa no pudo explicar la segunda fractura de su hijo, lo que resultó que un equipo de prevención de abuso infantil determinara que las lesiones de Mason eran "consistentes con el abuso infantil". Los trabajadores del CPS decidieron que los niños necesitaban ser ubicados bajo el cuidado de otros miembros de la familia.

El Hospital de Niños de Texas descubrió más tarde que Mason probablemente tenía un trastorno de coagulación de la sangre, lo que explicaba sus problemas de salud adicionales. La lesión en la cabeza de Mason tampoco se curó según lo planeado y requirió que el bebé tuviera una cirugía. Melissa Bright necesitaba amamantar a Mason para prevenir una segunda lesión, pero CPS no dejaba que la madre viviera con su hijo.

Tras el fallo de esta semana, los abogados de la familia están pidiendo el despido de los trabajadores de CPS involucrados en la remoción indebida de Charlotte, de 2 años, y de Mason, de 5 meses de edad.


"Mintieron en la declaración jurada"

La familia trató de trabajar con la agencia para acercar al niño al hogar, pero los trabajadores de casos demoraron la aprobación, lo que llevó a los padres a llevar a sus hijos a casa por su cuenta. La medida provocó que un trabajador de casos, Lavar Jones, buscara la custodia de emergencia de los niños en septiembre sin informar en la corte sobre el trastorno de la sangre diagnosticado de Mason y una opinión médica que explicaba su segunda lesión.

Jones fue interrogado semanas después sobre las razones de la agencia para retirar a los niños de la casa y se apegó a la quinta enmienda para no declarar, de acuerdo con AP.

"Mintieron en su declaración jurada, en su testimonio jurado y cuando les preguntaron sobre esas mentiras, se escudaron en la quinta enmienda", dijo Dennis Slate, el abogado de la familia.

Según los abogados, el caso es un signo de un "sistema quebrado" y la necesidad de una mayor rendición de cuentas.

La agencia está revisando las opciones, incluida una apelación, dijo Teresa Patel, vocera de CPS. Schneider dio a CPS dos semanas para desarrollar una nueva capacitación para sus trabajadores.

Mira también:


Madre dice que perdió custodia de sus hijas por ser indocumentada y hablar poco inglés

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Juicios Custodia de menoresTexasLocal

Más contenido de tu interés