null: nullpx
Inmigración

Opositores en Texas intentarán frenar la medida antisantuario SB4 antes de que entre en vigor

El legislador Rafael Anchía, un demócrata que lideró la lucha contra la iniciativa, cree que hay recursos legales para impedir que sea implementada.
27 Abr 2017 – 7:49 PM EDT

HOUSTON, Texas. – Los republicanos de Texas lograron cumplir este jueves la misión que les encargó el gobernador del estado: aprobar la propuesta de ley SB4, que penalizaría a los condados, gobiernos locales y universidades que no cooperen con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Fue una dura derrota para los representantes demócratas de Texas, quienes trataron sin éxito de presentar decenas de enmiendas para suavizar la medida el jueves.

Ahora estos legisladores buscarán recurrir a las cortes para impedir que la SB4 entre en vigor en septiembre.

“Vamos a intentar utilizar los tribunales para frenar la ley”, aseguró el representante Rafael Anchía a Univision Austin. “(Vamos) a iniciar pleitos, juicios en las cortes federales para demostrar que esta ley va a generar perfil racial, es discriminatoria contra hispanos y no es constitucional. Pensamos que al final vamos a ganar”.

Anchía encabezó el esfuerzo de la resistencia demócrata en la Cámara de Representantes, con el que sus colegas buscaron incluir enmiendas a la SB4 para tratar de reducir su impacto entre la comunidad inmigrante.


Sin embargo, los republicanos no cedieron terreno: la gran mayoría de las más de 170 enmiendas de la oposición fracasaron.

De hecho, la versión de la propuesta que se estaba discutiendo en la Cámara originalmente había eliminado una provisión sobre permitir a los agentes de policía que preguntaran por el estatus migratorio de una persona durante cualquier tipo de detención. Pero una movida política del diputado republicano Matt Schaefer logró incluirla de nuevo y la versión que se terminó aprobando es más amplia.

Ahora los agentes de policía se tienen la facultad de pedir documentos a cualquier persona que sea detenida, así sea por una falta simple.

“Esa es la razón por la cual esta ley es tan cruel. Los policías no querían ese poder, no querían ser obligados a pedir documentos porque ellos quieren tener la confianza de la comunidad”, destacó Anchía, agregando que los republicanos no escucharon a los jefes policiales que expresaron en las audiencias de la legislatura que no querían esta ley.

El comandante de la policía de Houston, Arturo Acevedo, criticó en conferencia de prensa que se aprobara la SB4 con esa provisión en particular, que obliga a sus oficiales a preguntar por el estatus migratorio durante cualquier detención. Asegura que va a deteriorar la relación de los agentes del orden con la comunidad.

“Estamos muy preocupados y molestos porque la legislatura pasó una regulación estatal que va a perjudicar nuestros esfuerzos de servicio policiaco, (con los) que estamos tratando de salvar vidas y proteger la propiedad”, dijo Acevedo.

Agregó que tras conocer la decisión de la Cámara, él ha hablado con los jefes de policía de otras ciudades grandes en Texas y están pidiendo que se cambié esa cláusula.

Acevedo enfatizó en que la mayoría de sus agentes no tiene interés de estar haciendo labores que le corresponden a ICE y andar parando o persiguiendo a las personas por su estatus migratorio.

Sin embargo, aseguró que con la ley la percepción que va a tener la ciudadanía es otra: “La percepción es importante… y si la gente tiene la percepción equivocada de nosotros, eso va a destruir la denuncia comunitaria aquí en el estado y en toda la nación”.

Las estadísticas sobre denuncias de crímenes por parte de hispanos en Houston durante los primeros meses de este año han disminuido, mientras que los reportes de personas de otros grupos han aumentado, de acuerdo con Acevedo.

El jefe de polícia recordó además que en Houston hay un grave problema con la pandilla MS-13 y que los indocumentados son las víctimas más frecuentes de esta organización delictiva. También señaló que son los indocumentados quienes saben dónde están estos pandilleros. “Si ellos sienten temor de denunciar, no vamos a ser tan efectivos para contenerlos”, dijo.

Concluyó: “Cuando tú usas el intelecto y analizas estos problemas, fácilmente puedes concluir que esta ley es dañina”.

'No estamos derrotados'

Los líderes de organizaciones proinmigrantes que han luchado desde un comienzo por detener la propuesta de ley SB4 expresaron su malestar y desconcierto por su aprobación.


Estos son los protagonistas de la pelea política en Texas sobre las ciudades santuario

Loading
Cargando galería

Se mantienen firmes en su compromiso de luchar para que se respeten los derechos de los inmigrantes.

“Aquí no termina la lucha. Va a haber demandas, puede ser de ciudades en contra del estado para que la ley no sea implementada y también la gente misma va a seguir luchando. (Los activistas) vamos a seguir luchando en las cortes y en las calles”, dijo Cristina Tzintzún, directora JOLT Texas, una organización que aboga por los derechos de los latinos.

La activista dijo que el próximo año habrá elecciones de legisladores estatales y lo que han hecho los republicanos no va a pasar inadvertido. “Vamos a asegurar que el voto de los latinos se escuche en esas elecciones”, aseguró.

Karla Pérez, coordinadora de United We Dream, afirmó que la lucha por los derechos de los inmigrantes no termina con la aprobación de la SB4 en la Cámara. “Cuando nuestra comunidad inmigrante es atacada nos unimos y luchamos”, dijo, a la vez que advirtió que la historia no juzgará bien a los proponentes de esta ley. “Les recordamos que esto no ha terminado y, al igual que nuestra presencia aquí, nuestra lucha por la liberación sigue siendo inamovible”, agregó.

Por su parte, César Espinosa, director ejectuvio de la organización FIEL en Houston, dijo que es una pena que Texas haya decidido pasar una ley que él describe como deshonesta. “Este no es el fin sino el comienzo de una larga batalla legal que nosotros estamos dispuestos a pelear”, dijo.

Vea También:

Más contenido de tu interés