null: nullpx
Muertes

Muere un niño de 2 años luego de dispararse en la cabeza con un arma no asegurada

Las autoridades de Houston dijeron que la muerte del menor “no debió haber ocurrido” y recordaron a los dueños de armas la importancia de extremar medidas para asegurarlas para prevenir incidentes similares.
9 Jul 2018 – 9:40 PM EDT

Un menor de dos años murió la tarde de este domingo en el noroeste de Houston luego de dispararse a sí mismo en la cabeza con un arma no asegurada a la que tuvo acceso.

“Parece que el menor pudo tomar un arma no asegurada dentro de la casa, se apuntó a la cabeza y se disparó a sí mismo, causando su muerte”, dijo el capitán David Angelo, de la Policía de Houston, en conferencia de prensa.

Angelo indicó que la Policía local acudió al domicilio en el 8405 de la calle Knox Road a las 12:55 pm luego de recibir un reporte de un tiroteo. Al llegar, se enteraron de que un menor de 2 años había recibido un impacto de bala en la cabeza. Cuando ellos llegaron, el menor ya había sido trasladado al hospital Texas Children’s acompañado por su madre. Tiempo después, los doctores del hospital lo pronunciaron muerto.

“En ese momento no sabíamos si se trataba de un asesinato, un tiroteo en movimiento o si se trataba de una herida auto infligida”, dijo Angelo.

El capitán indicó que las únicas personas dentro del domicilio al momento del incidente eran la madre y el padre del menor. El caso es investigado como un incidente en el que un menor tiene acceso no autorizado a un arma de fuego.

Las autoridades recuperaron un arma 9 milímetros semiautomática en un sillón de la sala de estar del domicilio.

Angelo detalló que el incidente es investigado por agentes de la División de Víctimas Especiales y que aún no se ha determinado si los padres enfrentarán cargos.

Durante la conferencia de prensa, Angelo pidió a los propietarios de armas que extremen sus medidas para mantener sus armas fuera del alcance de menores. “Deben asegurar sus armas para que nada como esto ocurra en el futuro. Este es un incidente muy trágico en el que un niño de dos años perdió la vida… en un incidente que no debía haber ocurrido”, dijo Angelo. “Espero que los padres tomen en cuenta este consejo”, agregó.

El Houston Chronicle indicó que el tiroteo de este domingo es al menos la tercera vez que un niño de la región se ve involucrado en un tiroteo fatal accidental. En febrero, Justin Gooden, de 6 años, se pegó un tiro en el Third Ward con la pistola del novio de su hermana. Días antes, Kadren Johnson, de 4 años, se disparó con un arma que encontró en la casa de su abuela en Texas.

Conforme a la ley de Acceso a la Protección de Menores en Texas, una persona comete una ofensa si un niño tiene acceso a un arma de fuego fácilmente descargable y el propietario del arma puede enfrentar cargos si no aseguró o dejó en un lugar donde debería haber conocido un acceso de niños.

Vea también:


Estos son algunos políticos y celebridades que apoyan el movimiento estudiantil contra las armas (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés