null: nullpx
Accidente laboral

“Me prendí bien feo”: la difícil situación de dos trabajadoras que sufrieron un accidente laboral

Las víctimas, dos mujeres hispanas, esperaban que el dueño del restaurante donde laboraban en Houston asumiera los costos del accidente, pero se llevaron la sorpresa de que en Texas los establecimientos no están obligados a adquirir un seguro para empleados.
26 Jun 2019 – 8:03 PM EDT

HOUSTON, Texas. – “Tras de que explotó, yo sentí la ola que me pasó de fuego… me pasó rosando. Sentí que era algo demasiado caliente. En instantes sentí a la otra señora que ya estaba gritando”, relató la empleada de un restaurante en Houston que sufrió quemaduras severas mientras realizaba su trabajo.

La segunda víctima de ese terrible accidente no puede olvidar las impresionantes lesiones que sufrió. “Los pedazos de pellejo me colgaban… me prendí bien feo”, dijo conteniendo las lágrimas.

Ambas empleadas quedaron marcadas de por vida, física y mentalmente, tras una explosión ocurrida el 28 de julio de 2017 en la cocina del restaurante donde trabajaban. Estuvieron discapacitadas durante meses y quedaron con elevados gastos médicos, que en el caso de una de ellas casi ascienden a los 80,000 dólares.

Endeudadas y todavía con las secuelas del accidente, las empleadas no lograron conseguir trabajo durante meses, pero tenían la esperanza de que el dueño del restaurante asumiera el costo del accidente laboral. Eso no fue posible porque, según les explicaron sus abogados, el propietario del establecimiento no contaba con un seguro de empleado, algo que en Texas no es una obligación.

“Somos el único estado en el cual no se requiere que los empleadores tengan el seguro para proteger a trabajadores heridos… El seguro que se conoce en inglés como Workers Compensation”, dijo el abogado Kevin Chávez, experto en derecho laboral.

Este hecho deja a los trabajadores vulnerables ante los riesgos que incurren en el desempeño de sus labores.

Chávez explica que hay dos recursos legales que se pueden tomar al sufrir un accidente laboral. El primero es exigir una compensación a través del seguro para empleados, si es que la empresa cuenta con ello.

El segundo es demandar por lesiones personales. “En esa demanda, uno puede exigir gastos médicos y tiempo perdido de trabajo. También el sufrimiento, lo que se conoce como pain and suffer”, explicó el experto legal.

Los tiempos de prescripción son claves para evitar que su reclamo quede anulado. En caso del seguro de empleados, tiene un año para exigirlo y en caso de que quiera iniciar una acción legal por heridas personales, cuenta con el doble de tiempo para hacerlo.

El abogado advierte, sin embargo, que estos casos enfrentan numerosos obstáculos.

“Aunque se gane el caso y una buena cantidad (de dinero), la primera cosa que puede arruinar esto es la apelación. El segundo obstáculo puede ser la bancarrota. Si gana (el empleado) y (el empleador) no apeló, pero la empresa ya está hasta las nubes con deudas, (ésta) se declara en bancarrota y se termina el caso y no hay nada que hacer.”

Si alguna vez usted se encuentra en un accidente de este tipo tome en cuenta estas recomendaciones de expertos:

-Nunca mentir al hospital o las autoridades. Por ejemplo: decir que pasó en su casa y no en el trabajo

-No firmar ningún documento que no entienda o no sepa qué es. Puede estar firmando un rechazo a demandar en el futuro sin siquiera saberlo.

-Buscar asesoría legal si no conoce el proceso.

- No confiar en abogados que lo llaman de sorpresa. Siempre es usted quien debe buscar al abogado, y no al revés.

Te puede interesar:

Peligro en horas laborales: los 10 trabajos con más muertes en EEUU (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés