null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

La victoria legal de un grupo de padres de familia indocumentados de Texas

Tras un año de negociaciones, un grupo de padres de familia indocumentados de Texas logró que el estado les permita obtener actas de nacimiento de sus hijos nacidos en EEUU usando como prueba de parentesco algunas identificaciones de sus países de origen.
27 Jul 2016 – 1:53 PM EDT

HOUSTON, Texas - Hace poco más de un año, un grupo de padres de familia indocumentadas de Texas interpuso una demanda contra el Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (DSHS) por impedirles obtener las actas de nacimiento de su hijos nacidos en EEUU.

Efrén Olivares, el abogado de la organización Texas Civil Rights Project que estuvo a cargo de la demanda, dijo que fueron 62 los padres demandantes pero que más de 100 personas los habían buscado para pedir ayuda con el problema.

Olivares afirmó que al presentar la demanda, el juez que llevaba el caso les ordenó a las partes que adelantaran un proceso formal de negociación, o lo que en términos legales se conoce como mediación.

Como resultado de ese proceso, la semana pasada las partes llegaron a un acuerdo, en cual el DSHS se comprometió a aceptar como documento válido, en los trámites de las actas, la credencial de elector en el caso de los mexicanos y una certificación consular para las personas de Guatemala, Hondura y El Salvador.

De acuerdo con Olivares, las personas que son parte de la demanda podrán obtener sus actas en un periodo de entre 20 a 30 días, dentro del contexto del litigio.

Quienes no son parte de la demanda pero están en la misma situación pueden solicitar su acta de nacimiento con su credencial de elector, en el caso de los mexicanos, y con una certificación consular en el caso de los centroamericanos.

En 30 días a más tardar, el DSHS ya tiene que haber instruido a sus distritos locales en todo el estado sobre el acuerdo, afirmó Olivares. La organización que entabló la demanda estará monitoreando durante los próximos nueve meses que se cumplan los términos de este acuerdo. Si todo sale bien el caso se va a cerrar, pero si hay problemas tienen la opción de acudir ante el juez y pedirle que reactive el caso.

“Es muy importante que si la gente tiene cualquier problema y le niegan el acta de nacimiento debido al tipo de identificación que presenta, debe acercarse a nosotros”, comentó Olivares.

Por ahora DSHS no aceptará la matrícula consular mexicana, dijo Olivares. Pero al parecer se encuentra en el proceso de evaluar y analizar la versión actual de este documento que se ha modernizado y utiliza tecnología de punta. Cuando se estableció la prohibición o el rechazo a la matrícula fue en el año 2008, pero el documento fue modificado en el 2014.

El camino que recorrieron los padres de familia indocumentados para llegar al acuerdo con DSHS

La medida del DSHS de no aceptar estar formas alternativas de identificación a los indocumentados entró en vigor hace varios años, pero no en todos sus distritos locales se estaba implementando.

Fue hasta el año pasado cuando se empezó a exigir a todas las dependencias locales de la agencia que aplicaran la norma y desde entonces el problema se hizo evidente para cientos de padres de familia que residen en el estado pero son indocumentados.

Los padres que iban a la oficina de DSHS a solicitar un acta de nacimiento se encontraban con la noticia de que ya no iban a aceptar la matrícula consular para ese trámite sino que debían presentar una licencia de conducir vigente, una identificación de EEUU o un pasaporte vigente con visa, dijo Ana Hernández, representante estatal del distrito 143.


Las quejas de cientos de padres de familia de origen mexicano y centroamericano, quienes sentían que el estado estaba cometiendo una injusticia y estaba ignorando los derechos constitucionales de sus hijos estadounidenses, empezaron a escucharse a lo largo y ancho del territorio texano.

Tras darse a conocer la noticia a través de redes sociales de Univisión en varias ciudades de Texas, algunas personas expusieron sus experiencias.

Una de ellas fue Alejandra García quien comentó en las redes sociales de Univisión Austin que su a esposo no le quisieron aceptar la tarjeta consular ni el pasaporte mexicano en una oficina local. También Adriana Gómez comentó que ella misma fue a tramitar un acta y llevó como prueba de parentesco su pasaporte pero no se lo aceptaron. Le dijeron que necesitaba tener una identificación de EEUU o una licencia de conducir.

Así como Alejandra y Adriana cientos de padres en Texas encontraron trabas a la hora de obtener los certificados de nacimiento para sus hijos. Algunos de ellos decidieron no quedarse callados y tomaron acción.

Por medio de una organización de derechos civiles en el Valle del Río Grande, conocido como Texas Civil Rights Project, un grupo de 62 padres de familia afectados por la medida de DSHS entablaron una demanda contra esta agencia.

Aunque la resolución del caso tomó poco más de un año, los demandantes salieron victoriosos y ahora el estado de Texas ya no pondrá trabas a los padres de familia indocumentados a la hora de tramitar las actas de nacimiento de sus hijos estadounidenses.

Documentos que se aceptan y cómo tramitarlos

Los mexicanos pueden solicitar su credencial de elector desde Estados Unidos a través de los consulados. Los centroamericanos pueden obtener su certificados consulares en las oficinas de sus respectivos consulados.

Otros documentos que pueden utilizar (que tengan el nombre y la dirección), junto con la credencial de elector y/o la certificación consular, para demostrar el parentesco incluyen:

  • Documentos médicos
  • Documentos de la iglesia
  • Cualquier documento de inmigración: si tienen algún proceso de inmigración, alguna petición que tenga el nombre y la dirección
  • Recibos del celular
  • Recibos de arrendamiento
  • Contratos de arrendamiento

Con información de los reporteros Angélica Gómez y Edén Soto

Más contenido de tu interés