null: nullpx
Leyes y Prohibiciones

Gobernador de Texas está listo para firmar la ley antisantuario SB4, pese al descontento de líderes locales

El Senado de Texas revisó la versión de la medida que fue aprobada por la Cámara de Representantes la semana pasada y le dio luz verde para que sea firmada por el gobernador. Autoridades locales expresaron su descontento con las decisiones de los políticos del estado.
5 May 2017 – 9:18 PM EDT

HOUSTON, Texas. –El gobernador de Texas, Greg Abbott, está cantando victoria tras la aprobación final del proyecto de ley SB4, que prohíbe las ciudades santuario en el estado y que penalizará a los condados, gobiernos locales y universidades que no cumplan con la norma. Pero mientras él se regocija con su triunfo político, líderes locales expresan su descontento.

El Senado de Texas revisó y aprobó el miércoles la versión de la iniciativa antisantuario que fue aprobada por el pleno de la Cámara de Representantes la semana pasada. Dicha versión incluye una provisión que da facultades a los agentes de policía para que pregunten por el estatus migratorio de las personas durante cualquier tipo de detención, incluso en una parada simple de tráfico.

“La ley que prohíbe las ciudades santuario en Texas logró su aprobación final en la legislatura. Estoy preparando mi pluma para firmarla”, escribió el gobernador Abbott en un tuit publicado el miércoles.

Al comienzo de la sesión legislativa de 2017 Abbott había puesto presión en los legisladores republicanos, la mayoría en la legislatura, para que pasaran la ley. Ellos le cumplieron.

Pero la aprobación de la ley no tiene contentos a los jefes de policía de varias ciudades, porque la consideran innecesaria y dañina para su relación con las comunidades, según Arturo Acevedo, comandante de la policía de Houston.

“Todos los jefes de policía, los expertos en seguridad pública en el estado han dicho directamente que esto no se necesita y que va en contra de la seguridad pública”, dijo Acevedo en entrevista con Univision Houston.

Desde que se empezó a debatir la SB4 en la legislatura texana, Acevedo fue uno de los líderes policiales que testificaron en su contra, con el argumento de que este tipo de medidas destruye la confianza que las agencias policiacas han ganado por parte de la comunidad.

Ahora que la medida tiene luz verde para convertirse en ley y solo resta que el gobernador la ratifique, Acevedo manda un claro mensaje a los inmigrantes.

“Es muy importante que la comunidad sepa que esto no va a cambiar nada en la ciudad de Houston y en casi ninguna ciudad en el estado de Texas porque la realidad es que aquí no hay santuario para los delincuentes”, enfatizó.

Mirando fijamente a la cámara de Univision, el jefe Acevedo dijo: “No tenga temor, no le haga caso al teatro político… este Departamento (de Policía) junto con el alcalde estamos aquí para servirle a la víctima, al testigo y a la comunidad”.


Sylvester Turner, alcalde de Houston, dijo la tarde del jueves que los oficiales de la ciudad no estarán realizando funciones que le corresponden a las autoridades migratorias (ICE).

“No vamos a parar a la gente y no vamos a caer en prácticas de perfil racial”, aseguró Turner con el argumento de que la Corte Suprema dice que esto no debe hacerse. Dijo además que en la ciudad se van a aplicar las leyes que sea consistentes con la Constitución de Estados Unidos y con los dictámenes de la Corte Suprema.

“La policía de Houston no es ICE y yo no quiero que ellos actúen como ICE”, recalcó al tiempo que aclaró que los policías de la ciudad estarán detrás de los criminales y no atemorizando a sus ciudadanos.

Seguido de las declaraciones del alcalde, el comandante Acevedo instó a la comunidad inmigrante a que aprenda sobre sus derechos y los hagan valer. "No importa si usted habla inglés, español, chino o lo que sea: bajo la Constitución, si un policía en la calle le pregunta si usted es indocumentado o no, no hay nada en la ley que diga que tiene que contestarle", dijo.

Acevedo insistió en que sus oficiales no van a estar detrás de los inmigrantes honestos, que solo están tratando de ganarse la vida. "Si usted tiene alguna queja (de un oficial) llame a este jefe para investigarlo", apuntó.

La resistencia sigue firme

Un grupo de opositores, encabezados por el concejal Gregorio Casar de la ciudad de Austin, están presionando al gobernador Abbott para que no firme la ley, que consideran peligrosa, anticonstitucional y antiinmigrante.

Casar creó una petición digital con la que está recogiendo firmas para exigirle al gobernador que vete la SB4 y no convierta a los agentes de policía de Texas en la fuerza de deportación del presidente Donald Trump.

Hasta ahora la petición ha logrado recolectar más de 7,000 firmas, de la meta inicial de 7,500.

Junto a un líder religioso y varios activistas, Casar fue detenido el pasado lunes cuando protestaba en los pasillos de la oficina del gobernador. El grupo se negó a retirarse y agentes del Departamento de Seguridad Pública los arrestaron.

Las voces de protesta que siguen intentando frenar la SB4 incluyen a varios legisladores demócratas hispanos, encabezados por el representante Rafael Anchía. El grupo ha dicho que ya tienen a sus abogados listos para tratar de derrotar la ley en las cortes.

Así mismo, organizaciones proinmigrantes, como FIEL de Houston, han expresado que están listos para desafiar esta ley en los tribunales y que se asegurarán de responsabilizar a quienes votaron a favor de ella. “Una vez más vemos que los legisladores ignoraron a una gran parte de sus electores en el estado”, dijo Cesar Espinosa, director de FIEL.

Vea También:

Estos son los protagonistas de la pelea política en Texas sobre las ciudades santuario

Loading
Cargando galería

Historias Relacionadas:


Más contenido de tu interés