null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020

Demócratas en Texas anuncian inversión inédita dirigida a latinos en la recta final de las elecciones

El Partido Demócrata de Texas apuesta por una ambiciosa estrategia de anuncios con énfasis en la comunidad latina, que tiene a cuatro de las cinco ciudades con mayor porcentaje de hispanos en Estados Unidos.
6 Oct 2020 – 12:09 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El Partido Demócrata de Texas ha anunciado una inédita campaña enfocada al público latino de Texas, el segundo estado del país que más votos otorga al Colegio Electoral, y donde el 30,.4% de los electores que pueden participar en noviembre son de origen hispano.

La inversión de los demócratas es parte de los seis millones de dólares que la campaña presidencial del demócrata Joe Biden ha decidido invertir en Texas, uno de los mercados más caros del país y olvidado por décadas por considerarse un bastión republicano.

El portavoz del Partido Demócrata texano adelantó a Univisión Noticias que se destinarán cientos de miles de dólares a anuncios al sur fronterizo texano, que alberga a cuatro de las cinco ciudades con más concentración latina del país: Laredo, Brownsville, McAllen y El Paso, todas con un 80% de población hispana. La quinta es Hialeah, Florida. Entre los mercados destinados están también Corpus Christi, Del Rio, Eagle Pass, Harlingen, Weslaco y San Antonio, además de las principales ciudades texanas.

“Por mucho tiempo, los latinos habían sido relegados”

“Conseguir el voto latino rumbo a las elecciones es fundamental para el Partido Demócrata en Texas si desea ganar esta elección. Por mucho tiempo, los latinos habían sido relegados de la arena política. Eso cambia ahora”, comentó Manny Garcia, director ejecutivo de los demócratas texanos. “Queremos hacer llegar nuestro mensaje porque cuando votamos, ganamos”.

La inversión específica en los anuncios dirigidos a la comunidad latina del sur de Texas no tiene precedentes recientes en una contienda presidencial. Por décadas, el segundo mayor estado del país (el segundo que más aporta al PIB y el segundo también con mayor población de origen hispano) era considerado como un sólido bastión republicano.

La novedad consiste en que los mercados latinos a los que los demócratas han decidido destinar cifras de “seis dígitos” son los fronterizos, lejanos a los suburbios de Dallas y Houston que normalmente concentran la inversión en Texas.

Los demócratas emitirán desde el 13 de octubre anuncios dirigidos a los latinos para explicar el plan de Joe Biden para paliar la pandemia del coronavirus (Texas es el único estado donde la mayoría de muertos por covid-19 son hispanos), la ampliación de cobertura médica y cómo arrancar de nuevo la economía de forma segura para sus habitantes.

El presidente Donald Trump consiguió el peor resultado en dos décadas para un candidato del GOP en 2016 al ganar por un 9% a Hillary Clinton (el peor resultado para un republicano desde Bob Dole en 1996) y el sorpresivo desenlace de las elecciones intermedias de 2018, cuando el excongresista Beto O’Rourke se quedó a menos de tres puntos de conseguir la primera victoria para los demócratas en el estado en un cuarto de siglo, han cambiado el panorama.

Las últimas encuestas en Texas sitúan a Trump con una ventaja de un 3.2% de acuerdo con RealClearPolitics, que detalla que a estas alturas, hace cuatro años, el mandatario llevaba un promedio de cinco puntos de ventaja en promedio a estas alturas de la campaña.

“Es mucho más que lo que cualquier otro ha gastado, eso por seguro”, dijo el líder de los demócratas en Texas, Gilberto Hinojosa. La inversión de la campaña de Biden es sorpresiva, más aun si se toma en cuenta que el tamaño del estado (cuyo territorio es mayor que el de Francia) hace que los precios de los anuncios en territorio texano sean más costosos en comparación a otros estados en disputa.

Aun así, todavía queda pendiente una visita del candidato Joe Biden o su compañera de fórmula, la senadora Kamala Harris, a Texas. Un estado que Trump ha visitado dos veces en los últimos tres meses y donde el líder del GOP texano, Allen West, invitó al presidente a hacerlo una vez más en el último mes rumbo a la elección antes de que se conociera el diagnóstico positivo por covid-19 del actual mandatario. El esposo de Harris, Doug Emhoff, planea visitar el estado.

West ha señalado la ausencia de Biden como una señal de que no ha tomado a Texas en serio. “Si hablase en serio de poner a Texas en juego, usted estaría aquí”, explicó en un comunicado en reacción al anuncio. “No los veo en las calles, o en mitines”.

Texas: ¿de relegado a protagonista?

La ambiciosa apuesta demócrata también se ha conocido días después de que Beto O’Rourke y Tory Gavito (presidente de Way to Win) publicasen un artículo de opinión en el Washington Post donde alertaban de la importancia del voto texano.

Texas tiene un 40% de población latina, y los latinos representan el 30,4% del electorado: cifras casi idénticas a las de California. Por décadas, los demócratas texanos han peleado para que el Comité Nacional de su partido les preste atención similar a la de otros estados considerados territorios en disputa.

La apuesta dirigida en específico a mercados que abarcan de El Paso a Laredo (entre ellos, el disputado distrito 23, el más peleado del estado y uno de los más reñidos del país) es una estrategia ambiciosa para los demócratas. Más aun cuando se habla de unas de las comunidades latinas con mayores índices de pobreza y más golpeadas por la pandemia (los índices de mortalidad superan el 60% o incluso 70% y muchos de sus habitantes no tienen ningún tipo de cobertura médica).

Ningún demócrata ha ganado en una elección presidencial en Texas desde que Jimmy Carter derrotó a Gerald Ford en 1976.

El GOP insiste en que Trump visitará una última vez el estado en la recta final de las elecciones pese a su convalecencia por covid-19 y a que su campaña ha insistido que ganará Texas por “avalancha”. No se ha anunciado una visita del vicepresidente o su compañera de fórmula a tierras texanas hasta ahora, pero a cuatro semanas de las elecciones, los demócratas han puesto a los latinos en la mesa.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés