Desapariciones

El exesposo de una madre de 6 hijos está preso en Texas acusado de matarla, pero aún no hay rastro de ella

Joey Leos Sánchez, de 44 años, enfrenta cargos de asesinato con posibilidad de pena capital por la muerte de su exesposa Jennifer Sánchez, quien fue reportada como desaparecida desde el pasado 7 de septiembre. Las autoridades y un grupo de voluntarios que ayuda a localizar personas están tratando de dar con el paradero de los restos de la víctima.
18 Sep 2018 – 5:05 PM EDT

HOUSTON, Texas. – El viernes 7 de septiembre, cerca de la media noche, Jennifer Marie Sánchez, de 39 años y madre de seis hijos, avisó a un familiar que saldría un momento y que no se tardaría. Las horas pasaron y la mujer nunca regresó a su apartamento.

Desde entonces familiares y autoridades la han estado buscando, pero no han logrado dar con su paradero, aunque ya tienen noticias de que no la encontrarán con vida. El exesposo de Jennifer, Joey Leos Sánchez, de 44 años, fue acusado de haberla matado y se encuentra preso en la cárcel del condado Harris.

“Mientras intentaba tomar represalias contra Jennifer Sánchez, el acusado intencionalmente le causó la muerte de forma que aún no se conoce y con un objeto desconocido”, se lee en el documento de la acusación contra Joey Leos Sánchez, fechada el viernes 14 de septiembre a las 13:35 horas, en la que se le imputa el cargo de asesinato con posibilidad de pena de muerte.

El arresto de Sánchez se produjo la semana pasada, dos días antes de que se le interpusiera el cargo de asesinato, pero en ese momento la policía no mencionó que fuera persona de interés en el caso, aunque para la familia de la víctima siempre fue claro que el sujeto estaba involucrado en la desaparición de su ser querido.


Cuando Jennifer no regresó a su casa ese viernes y luego no fue a recoger su pago y no se presentó a trabajar, sus familiares empezaron a pensar que algo malo le había pasado y la reportaron como desaparecida. Además, comenzaron a distribuir volantes con su foto y la de su exesposo en el vecindario donde ella vivía y en los lugares que frecuentaba. Tenían el presentimiento de que Sánchez tenía algo que ver en su desaparición porque ya había agredido a Jennifer en el pasado y ella lo había denunciado.

En registros judiciales del condado Harris aparecen cuatro acusaciones contra Sánchez por agresión física a un familiar, fechadas entre septiembre de 2016 y noviembre de 2017. En todas ellas la víctima fue Jennifer.

Adicional a los cargos por agresiones a su exesposa, Sánchez tiene un amplio historial delictivo en el condado Harris que incluye una convicción por violar a una menor de edad en 1996.

Las autoridades no han suministrado detalles de cómo lograron imputar al sujeto y la comparecencia del acusado ante el juez que debía ocurrir esta semana, ha sido postergada en dos ocasiones.

La cadena KTRK reveló un video de vigilancia de un bar en Houston, que obtuvo en exclusiva, donde se observa a la víctima y a Sánchez en el lugar minutos después de que ella saliera de su apartamento la noche del viernes 7 de septiembre.

Citando documentos judiciales, la misma cadena reporta que la pareja fue vista en el bar abrazándose, teniendo contacto físico y luego abandonando el lugar juntos.

Esta semana, Texas EquuSearch, una organización conformada por voluntarios que ayudan a localizar a personas desaparecidas, se sumó a los esfuerzos de las autoridades para tratar de encontrar a Jennifer, pero hasta ahora no han reportado avances y no se especificado en que área está concentrada la búsqueda.

La desaparición de esta madre de seis hijos se suma a otras tres desapariciones misteriosas ocurridas en Houston en los últimos dos meses y de las cuales aún no hay pistas.

María Jiménez, de 29 años, fue vista por última vez el jueves 21 de junio alrededor de las 8:10 am cuando fue a dejar en la guardería a su hija de 3 años. Luego se subió a su camioneta para ir al trabajo que tenía como asistente legal en una oficina de abogados, pero nunca llegó a su destino. Hasta ahora nadie sabe nada de ella, ni hay pistas de su paradero.

Los hermanos Dina Isabel Escobar, de 60 años, y Rogelio Escobar, de 65, también están desaparecidos desde finales de agosto. El caso ha llamado la atención de las autoridades porque la mujer desapareció después salir a buscar a su hermano en el vecindario donde vivía, tras enterarse de que no había regresado a su domicilio. La única pista que las autoridades tienen en este caso el hallazgo del auto quemado de la mujer.

Ve también:


Cinco casos de menores desaparecidos que conmocionaron a sus comunidades

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés