Elecciones 2018

Cómo el tofu y la barbacoa se colaron en la contienda de Ted Cruz y Beto O’Rourke en Texas

El senador republicano Ted Cruz ha venido circulando entre sus seguidores el rumor de que su oponente, Beto O’Rourke, quiere convertir a Texas en un estado liberal como California, con todo y “el tofu, el silicon y el pelo teñido”. Pero el fin de semana pasado desató una controversia cuando dijo que la carne asada sería prohibida en Texas si ganaba el demócrata.
20 Sep 2018 – 11:04 PM EDT

HOUSTON, Texas. – El tofu y la barbacoa (carne asada) entraron a hacer parte de los temas que los votantes de Texas están discutiendo en redes esta semana en relación a la contienda del Senado federal por Texas, en la que el demócrata Beto O’Rourke ha venido acortando la brecha de diferencia frente a su oponente republicano, Ted Cruz, actual ocupante del escaño.

Durante un mitin de campaña el sábado pasado en el poblado de Columbus, Texas, Cruz dijo en tono jocoso a sus seguidores que si los texanos eligen a su oponente, “la barbacoa sería prohibida en todo el estado”.

El comentario fue su reacción a una protesta de la organización People For Ethical Treatment of Animals (PETA), defensora de los animales, en las afueras de un restaurante tradicional texano que sirve barbacoa y donde se realizaba el evento comunitario. Los activistas llegaron con pancartas en defensa del tofu.

“El tofu se produce en Texas”, “el tofu es una delicia bipartidista” y “ los republicanos también comen tofu”, se leía en los carteles de los manifestantes, quienes aseguraron en un comunicado de prensa, que su intención al presentarse allí era regalar algunas muestras de tofu a la parrilla luego de que días atrás, el senador Cruz dijo a una multitud de seguidores en Katy, una ciudad al oeste de Houston, que los liberales quieren transformar a Texas en otro California, con todo y “el tofu, el silicon y el pelo teñido”.


Un día después del evento en Colombus, Cruz volvió a mencionar el asunto en su cuenta de Twitter. “PETA vino a protestar durante nuestro encuentro comunitario ayer, repartiendo tofu a la parrilla. Nos alegró darles la bienvenida, pero (su presencia) ilustra lo que está en juego en las elecciones: si gana Beto, ¡la barbacoa será ilegal! 😂😂😂”.

Entre las miles de conversaciones que ha generado el tema en Twitter, muchas personas han dejado comentarios diciendo que ese tipo de declaraciones son una estrategia desesperada del republicano en vista de que su ventaja sobre O’Rourke es cada vez menor. Otros le reclamaron por supuestamente desconocer que en Texas se cultiva soya, la fuente del tofu, y algunos más por criticar a los que se tiñen el pelo cuando al parecer él mismo y su esposa lo hacen.

Anthony Payán, analista político vinculado a la universidad Rice y quien sigue de cerca la contienda entre Cruz y O’Rourke, coincide en que la campaña de Cruz está lanzando ataques negativos contra O’Rourke porque la contienda está más reñida de lo que anticipaban.

Este miércoles, el portal noticioso del Texas Tribune dio a conocer los resultados de una encuesta digital realizada por la organización Ipsos, la agencia de noticias Reuters y la Universidad de Virginia, en la que por primera vez a O’Rourke aventaja a Cruz por dos puntos porcentuales. Un 47% de posibles votantes respondió que votaría por O’Rourke, frente a un 45% que indicó que lo haría por Cruz.


Otro sondeo telefónico de la Universidad de Quinnipiac, dado a conocer el martes, arrojó que un 54% de los encuestados prefería a Cruz, frente a un 45% que favorecía a O’Rourke.

Los comentarios de Cruz hechos el fin de semana “son realmente ataques graciosos, pero ridículos porque no tiene ninguna sustancia”, dijo Payán a Univision Noticias.

Lo que Cruz está tratando de hacer, señala el analista, es definir a Beto ante los electores como una persona que no representa al estado de Texas. Trata de darle una imagen negativa y de encasillarlo en una identidad que contradice (las cualidades) que él (Cruz) cree tienen los texanos. Como por ejemplo, “los texanos comemos carne, nos vestimos de cierta manera, o no somos como los californianos. Pero la realidad es que Texas es un estado con 27 millones de personas con muchos estilos de vida y muy diverso”, dijo.

El académico describe a Cruz como un “candidato tóxico”, “un tipo que no es carismático” y cuya fortaleza es el respaldo del partido republicano, que en Texas tiene una base muy amplia. Dice que cuando lanza ataques negativos en contra de Beto lo hace para apelar a su base y para animarlos a movilizarse en las elecciones.


Dentro de su mismo partido, hay quienes piensan que Cruz podría no ser reelecto porque no es candidato “suficientemente agradable”. Así lo dio a conocer el diario The New York Times en un reporte publicado el 8 de septiembre, el que cita un audio de una reunión privada de altos miembros del partido republicanos, donde se escucha al jefe de presupuesto de la Casa Blanca advertir sobre la alta posibilidad de perder el escaño en Texas.

Ante la controversia y la cobertura mediática que ha generado el comentario de Cruz sobre la prohibición de la barbacoa, su campaña ha dicho que solo se trató de una broma.

“Cuando @PETA protestó en mi mitin —y regaló tofu a la parrilla— bromeé diciendo que eso era porque si Beto ganaba, prohibiría la barbacoa. Los usuarios de las redes y reporteros de izquierda se han estado derritiendo, gritando "no es cierto". Calma chicos, ¡es sólo una broma!”, se lee en un tuit publicado el 18 de septiembre.

La campaña de O’Rourke no ha tomado parte en la discusión hasta ahora.

Ve también:

Estos texanos explican qué es lo que más les gusta de Beto O'Rourke, el demócrata que busca sacar a Ted Cruz del senado

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés