null: nullpx
Deportaciones

Capturan en Houston a fugitivos mexicanos, dos de ellos ligados a los Zetas y al Cártel de Sinaloa

Agentes de ICE del área de Houston deportaron a los hombres y los entregaron en Laredo, Texas a policías mexicanos para que sean juzgados del otro lado de la frontera.
24 Abr 2020 – 01:38 PM EDT

HOUSTON, Texas. - Tres mexicanos que estaban prófugos y eran buscados por homicidio en su país fueron deportados por autoridades migratorias de Estados Unidos.

Oficiales de la Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en su sede en Houston encabezaron las investigaciones para dar con el paradero de los fugitivos en el sur de Texas.

Alfredo Medina-Martínez, de 29 años, miembro de los Mexicles, una pandilla mexicana aliada con el Cartel de Sinaloa, ya había sido deportado de Estados Unidos a México en tres ocasiones anteriores; el 5 de enero de 2019; el 27 de febrero de 2019; y el 10 de mayo de 2019.

Un juez de inmigración ordenó su expulsión del país el 30 de diciembre de 2018. Medina-Martínez fue condenado por entrada ilegal el 2 de enero de 2019 y reingresó de manera ilegal el 26 de febrero de 2019 y el 15 de octubre del mismo año.

Guillermo Vázquez-Sáenz, de 51 años, integrante del Cártel de Drogas de los Zetas, fue expulsado de Estados Unidos a México el 14 de mayo de 2013. El 22 de enero de 2018, fue localizado por agentes de inmigración después de reingresar ilegalmente a territorio estadounidense.

Un juez de inmigración ordenó su deportación a México el 24 de agosto de 2018. Fue declarado culpable de escapar el 15 de julio de 2002 en el Tribunal de Distrito Sur de Texas, y de conducir en estado de ebriedad en el condado de Collin el 2 de junio 2006.

Eduardo Antonio Pérez Don Juan, de 53, había sido deportado a México en cuatro ocasiones; 17 de abril de 1999; 25 de octubre de 2002; 25 de marzo de 2004; y el 10 de diciembre de 2009.

Tiene varias condenas penales en los Estados Unidos, una por intento de robo en el condado Dekalb en Georgia el 26 de junio de 1998, reingreso ilegal el 24 de marzo de 2003, conducir en estado de ebriedad en el condado Galveston en Texas el 30 de noviembre de 2009 y reingreso ilegal el 27 de marzo de 2020.

Todos ellos son ciudadanos de México y fueron escoltados al puerto de entrada de Laredo, Texas, donde los entregaron a las autoridades policiacas mexicanas.

"Estas personas huyeron de México para escapar del enjuiciamiento por sus presuntos delitos y han seguido participando en actividades criminales aquí en los Estados Unidos", dijo Paul McBride, agente de investigación de ICE en el área de Houston.

En el año fiscal 2019, agentes de ICE en Houston deportaron a más de 12,620 extranjeros con condenas penales y otros 1,699 extranjeros con cargos criminales pendientes.

Te puede interesar:

Así fueron los daños que dejó el paso de un tornado en Onalaska, Texas

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés