null: nullpx
Coronavirus

Coronavirus causa estragos en algunos cultivos de California debido a la baja en la demanda

Campos de lechuga debieron ser triturados por un agricultor de Hurón, en el condado de Fresno, debido a que el mercado donde generalmente se comercializan las frutas y verduras no está comprando.
23 Abr 2020 – 08:22 PM EDT

“Si las compañías no pueden cosechar sus productos, va a ver menos trabajo para los trabajadores del campo” sentencia Hernán Hernández de la Fundación de campesinos de California, al referirse a la crítica situación que enfrentan algunos campos en tiempos de cosecha.

El agricultor Mark Borba de Hurón publicó en un grupo de Facebook cómo el tractor debió triturar hileras de lechugas que estaban listas para la cosecha. De acuerdo al granjero se pierden al menos $5,000 por acre y él deberá dejar de cosechar al menos 230 acres de 680, según publicó GVwire.

A raíz de las órdenes ejecutivas para frenar la propagación del coronavirus, que mantienen a gran parte de los californianos confinados en sus hogares y a la mayoría de los negocios cerrados, la agricultura está comenzando a sentir los efectos de la pandemia.

El agricultor Joe del Bosque comenta que "se les quedó la cosecha en el field". Y es que con los tiempos que corren, las pérdidas son millonarias y sólo sacarla del campo genera otros dólares más de gasto.

“No hay dónde vender el producto" agrega Hernán Hernández de la Fundación de campesinos de California, quien explica que varias compañías agrícolas han reducido sus ventas en un 50%, entre ellos, restaurantes, hoteles y escuelas, cuya demanda de frutas y verduras cayó considerablemente durante el último mes.

José del Bosque, agricultor conocido de la zona con tierras en Firebaugh, añade que además la gente tiene otras prioridades durante la emergencia. "En dias pasados, mucha gente estaba comprando frijoles, arroz, pasta, comida enlatada y no tanto verdura”.

Y lo que son nectarines y uvas, ya ni se consumen, dice Hernández.



El viernes pasado, el presidente Trump anunció un plan de ayuda dirigido justamente para paliar los efectos del coronavirus en la agricultura. Se trata de 19 mil millones de dólares, los cuales 16 mil son destinados para pagos directos y 3 mil para comprar verduras, carnes y lácteos.

El problema, es que el anuncio vino la semana pasada y la cosecha de los cultivos inició hace ya tres semanas, por lo que varios agricultores debieron tomar acciones. Afirman que si no hay comprador, los alimentos se echarán a perder en el campo porque donarlo tampoco es una opción.

“Para levantarla del campo, empacar, y enviar la producción para un banco de alimentos cuesta mucho" dice José del Bosque, opinión que comparte Mark Borba, quien debió triturar sus lechugas. "A $ 5,000 por acre (para cultivar la lechuga), no voy a poner más dinero en ella", dijo a GVwire.

La falta de demanda afecta a los agricultores, y por ende a sus trabajadores. “Casi en los tiempos de cosecha es cuando los trabajadores del campo, especialmente los que no tienen documentos, ahorran su dinero para que asi puedan sobrepasar los meses en el cual el trabajo está un poco despacio" explica Hernández, lo que supone aún más dificultades e incertidumbre para los campesinos de la zona.

Relacionado:

RELACIONADOS:CoronavirusAgriculturaTrabajoDineroFresno

Más contenido de tu interés