null: nullpx
Vivienda Pública

¿Vive en una residencia pública? Entonces tiene prohibido fumar en casa

Este martes entró en vigor una nueva regla del Departamento de Vivienda y Desarrollo Inmobiliario que prohíbe consumir cigarrillos o pipas dentro de viviendas administradas por agencias públicas y hasta a 25 pies de los edificios.
1 Ago 2018 – 9:15 PM EDT

A partir de este martes, los residentes de viviendas administradas por agencias públicas tienen prohibido fumar en sus unidades y hacerlo representará una violación de su contrato de alquiler.

La nueva regla, que entró en efecto este martes y fue aprobada por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Inmobiliario (HUD) en noviembre del 2016, incluye el consumo de cigarrillos, cigarros y pipas en el interior de las unidades, áreas comunes, oficinas administrativas y en las afueras (hasta 25 pies) de los edificios. No es obligatorio, pero se pueden vetar también los cigarrillos electrónicos en el interior de algunos complejos, de acuerdo con una guía de HUD.

Al anunciar la medida, HUD calculó que ya 228,000 unidades administradas por agencias públicas de vivienda tenían políticas que prohibían el consumo de productos tabacaleros. El departamento espera que, ahora que entra en vigor el reglamento, se sumen otras 940,000 unidades, en muchos casos habitadas por niños y personas de la tercera edad.


Los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades calcularon en 2014 que la nueva regla no solo evitará que inquilinos estén expuestos al humo de segunda mano, sino que permitirá que las agencias de vivienda pública se ahorren 153 millones de dólares al año. El monto incluye reparaciones, daños por incendios prevenibles y atención médica debido a problemas de salud generados por la exposición a productos tabacaleros.

"El Cirujano General ha concluido que no hay un nivel seguro de exposición al humo de segunda mano y que solo las políticas que vetan fumar totalmente protegen por completo a la gente de la exposición involuntaria", señalan los CDC.

Los niños y bebés son especialmente vulnerables a padecer problemas respiratorios, como asma, e incluso a ser víctimas del Síndrome de Muerte Súbita.

Los nuevos contratos de alquiler de estas unidades públicas incluirán la política que veta fumar, pero esto no significa que quienes lo hagan tengan que mudarse, solo que no pueden continuar prendiendo los cigarros dentro de sus viviendas o en las áreas prohibidas. Deberán hacerlo en zonas designadas, señaló HUD. Tampoco se le puede preguntar a un potencial inquilino si es fumador y discriminarlo por eso.

Si los residentes encienden cigarrillos, se considerará una violación de su contrato, pero según los lineamientos de HUD una sola infracción no lleva a que un inquilino sea desalojado. Cada agencia que administra los edificios debe desarrollar su método de implementación, el cual debe incluir advertencias previas a un desalojo.

La agencia recomendó a quienes deseen dejar de fumar que visiten esta página en español. También pueden llamar a la línea de ayuda 1-800-QUIT-NOW (1-800-784-8669).

En el Día Mundial Sin Tabaco, conoce estos cinco mitos sobre los cigarrillos electrónicos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Vivienda PúblicaTabacoTexasLocal

Más contenido de tu interés