null: nullpx
Corrupción

Trajes lujosos, viajes y fichas de casino: los sobornos vinculados al vicealcalde de Dallas

Dwaine Caraway se declaró culpable de cargos federales de corrupción y reconoció haber aceptado más de 450,000 dólares a cambio de impulsar un sistema de cámaras en autobuses escolares y otros negocios, anunció la fiscalía del norte de Texas. "Traicioné la confianza del público", dijo el concejal al renunciar.
9 Ago 2018 – 1:37 PM EDT

DALLAS, Texas.- El concejal de Dallas, Dwaine Caraway, se declaró el jueves culpable en una corte federal de haber aceptado sobornos, en un escándalo de corrupción que llevó al desmantelamiento de la agencia de autobuses escolares que transaportaba a estudiantes en Dallas ISD y otros distritos del área.

Como parte de un acuerdo con la fiscalía del norte de Texas, Caraway admitió que aceptó más de 450,000 dólares de parte del dueño de Force Multiplier Solutions (FXS), Bob Leonard, a cambio de impulsar un programa de uso de cámaras en autobuses escolares y otros negocios de la empresa.

El concejal, quien actúa como alcalde interino en ausencia del Alcalde, también renunció a su cargo en el Concejo Municipal.

"En las últimas semanas, luego de mucha oración y reflexión espiritual, he decidido que debo tomar responsabilidad por mis acciones", indicó en su carta de renuncia, distribuida por la ciudad. "He dedicado gran parte de mi vida al servicio de los demás, pero nunca he aseverado estar libre de pecado. Realmente siento mucho que deba terminar mi carrera como funcionario electo porque traicioné la confianza del público que tanto trabajé para ganar".

Acotó que quería ahorrarle a la ciudad un prolongado proceso legal.

Leonard, de Force Multiplier, también se declaró culpable el jueves. Reconoció haberle dado más de 3 millones de dólares en sobornos a Rick Sorrells, exsuperintendente de la agencia de autobuses de las escolares Dallas County Schools (DCS). Como parte del programa de cámaras de seguridad en autobuses, DCS tuvo acuerdos millonarios con Force Multiplier.

"A cambio de los sobornos, Caraway prometió acciones oficiales favorables que ampliarían los intereses de negocios de Leonard en Dallas", señaló la fiscalía.

Caraway también admitió haber evadido impuestos del 2012 al 2014 que resultaron en una pérdida para el fisco de 68,906 dólares.

Autobuses y pagos ilícitos

Caraway y Leonard admitieron que a fin de ocultar los sobornos, canalizaron los pagos a través de entidades creadas por el socio de este último, Slater Washburn Swartwood Sr. Así, usó la empresa fantasma ELF Investments para desembolsos presentados como "costos de consultoría" o "préstamos".

Algunos de los cheques que recibió Caraway fueron cobrados en licorerías y tiendas de empeño.

Además de cheques, el político de Dallas aceptó sobornos en forma de servicios de consultaría falsos, trajes lujosos, viajes, pagos del funeral de un familiar, un autobús para su campaña electoral, fichas de casino, un "préstamo" para la vivienda del padre de Caraway, cámaras de seguridad para su hogar y dinero para jugar a las carreras de caballo, de acuerdo a documentos judiciales.

Leonard también contribuyó, directa o indirectamente, con más 40,000 dólares a su campaña política.

Al final, Leonard entregó 3.5 millones de dólares en sobornos a funcionarios de Dallas y asguró 70 millones en contratos y acuerdos que benefeciaban a FXS.

"Los coconspiradores ocultaron esto a DCS, su junta directiva, el Concejo de Dallas y los ciudadanos de los distritos escolares en los que DCS operó autobuses escolares y otros servicios, así como a los ciudadanos de la ciudad de Dallas", señalaron los abogados gubernamentales en textos oficiales.

La agencia "quedó virtualmente en bancarrota tras los acuerdos".En noviembre del 2017, los votantes decidieron eliminar DCS.


Swartwood y Sorrells ya se habían declarado culpables en febrero y abril de este año, respectivamente, y están en libertad bajo fianza.

“Estos casos demuestran nuestro compromiso para destapar la corrupción en los niveles más altos. Los ciudadanos de Dallas se merecen un gobierno honesto", señaló la fiscal federal Erin Nealy Cox, en un comunicado.

La investigación fue liderada por el Buró Federal de Investigación y el departamento de investigaciones criminales del Servicio de Impuestos Internos (IRS-CI).

De acuerdo con el acuerdo al que llegó Caraway, no pasará más de siete años en prisión y debe devolverle 68,906 dólares al IRS.

El alcalde de Dallas, Mike Rawlings, aseguró afirmó que le entristecen las acciones de Caraway, quien representó al distrito 4, en el sur de la ciudad. Caraway fue concejal de Dallas del 2007 al 2015 y luego retornó al Ayuntamiento tras ser elegido en mayo del 2017.

"Como todos sabemos ahora, la corrupción en Dallas County Schools fue más allá de los límites de la ya cerrada organización", señaló en un comunicado. "El señor Caraway fomentó muchas cosas buenas durante su periodo como servidor público, particularmente para los jóvenes de la ciudad. Aprecio que admita sus crímenes y le evite a la ciudad lo que pudo haber sido una extensa batalla legal".

Ve también:


En fotos: la larga lista de exgobernadores mexicanos acusados de corrupción

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CorrupciónPolíticaLocalTexas

Más contenido de tu interés