Juicios

Presentan múltiples cargos contra una pareja acusada de esclavizar a una joven durante 16 años

La fiscalía del norte de Texas sostiene que Denise Cros-Touré y Mohamed Touré, hijo del primer presidente de la República de Guinea, se trajeron a una niña desde África y luego la forzaron a cocinar, limpiar y cuidar de sus cinco hijos, mientras la sometían a maltratos.
20 Sep 2018 – 6:46 PM EDT

DALLAS, Texas.- Una acaudalada pareja fue imputada esta semana, luego de que una joven denunciara que la obligaron a realizar trabajos forzados durante 16 años.

Mohamed Touré, hijo del primer presidente de Guinea, y Denise Cros-Touré fueron arrestados en abril y este miércoles la fiscalía anunció que fueron imputados. De acuerdo con las autoridades, la pesquisa en su contra se inició en el 2016 cuando la joven escapó de la residencia familiar con ayuda de sus vecinos.

Ahora se les acusa formalmente de obligarla a realizar trabajos forzados, albergar a un extranjero para beneficiarse financieramente y dos cargos de conspirar para cometer esos crímenes. Mohamed Touré también enfrenta un cargo por mentir a agentes federales, señaló la fiscal del norte de Texas, Nealy Cox, en un comunicado.

Los abogados de la pareja han refutado las acusaciones y aseverado que trataban a la joven "como a una hija".

En la querella introducida hace unos meses contra la pareja, se destaca que la joven fue traída de Guinea en el 2000 cuando tenía entre 5 y 14 años, pero se desconoce su edad precisa.

El informe relata que la joven habría sido sometida a largas jornadas en las que debía limpiar, cocinar y lavar, en medio de gritos y palizas con un cable de electricidad. Todo esto mientras cuidaba de los cinco niños de la familia.

Durante los años en los que vivió con los Touré, la joven no tuvo las mismas oportunidades que sus hijos: no hay registro de que la hayan enviado a la escuela, mientras que los niños de los Touré se graduaron y asistieron a la universidad. Ellos Iban bien vestidos y arreglados, ella usaba ropa vieja y usada. Ellos realizaban actividades deportivas, a ella no la dejaban ir a jugar con otros niños. Tampoco podía sentarse a comer con ellos, según la declaración jurada en contra de la pareja.

Cuando el caso se hizo público en abril, el abogado Scott Palmer, representante de Cors-Touré, aseguró que la joven "nunca fue esclavizada, forzada a hacer nada en contra de su voluntad".

Pero la fiscalía sostiene que además le decomisaron el pasaporte a la joven, cuya visa de turista expiró en marzo del 2000.

Si son hallados culpables, los Touré podrían ser condenados a 20 años por someter a la joven a trabajos forzosos. También deberán pagar una multa de 250,000 dólares. Podrían asimismo recibir una sentencia de 10 años en prisión por obligarla a vivir con ellos como indocumentada.

Ve también:


Los 12 casos que encabezan la lista de investigaciones no resueltas de Texas

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Juicios CrímenesTexasLocal

Más contenido de tu interés