Hispanos

Madre latina de Texas recupera al hijo que le cambiaron al nacer en El Salvador

Mercy Casanalles siempre tuvo la duda de que el niño que le dieron no era suyo, pero ahora que lo tiene, sólo podrá estar tres semanas en Texas.
3 Jun 2016 – 11:41 AM EDT

DALLAS, Texas - Una mujer salvadoreña comprobó que eso que llaman ''sentimiento de madre'' es real y vivió con ello durante varios meses tras haber recibido un bebé que quiso, quiere y querrá, pero que no es suyo.

Ahora, tras haber localizado a su hijo biológico, ella finalmente logró regresar a Texas y reunirse con su esposo, pero el pequeño Moisés sólo tiene una visa temporal por tres semanas, aunque confían en que se le otorgará la residencia permanente, de lo contrario deberá regresar a El Salvador.

Mercy Casanalles de 39 años dio a luz en El Salvador, su país natal, porque viajó junto a su esposo Rick Cushworth en una misión del Instituto Jesucristo de las Naciones con sede en Dallas.

El parto fue sin complicaciones y Mercy era muy feliz con su bebé hasta que al día siguiente, una enfermera del Hospital Ginecológico puso en sus brazos al bebé recién nacido pero un sentimiento raro le prendió una alerta en su corazón.


La sonrisa se desdibujó y le dijo a la enfermera que ese bebé no se parecía al que había dado a luz el día anterior. La enfermera insistió que sí era. La emoción y nervios parecieron cegarla repentinamente y salieron del lugar con ese bebé al que llamaron Jacob. Coincidentemente igual al personaje bíblico que le robó el lugar a su hermano. Un relato del Génesis.

Pero de regreso a Estados Unidos y al paso de los días, Mercy Casanalles siguió cuidando, amamantando y queriendo a su bebé, pero la duda creció y decidió realizar pruebas de ADN, a pesar que en un ultrasonido cuando estaba embarazada indicó que el bebé sería como ella, con características de un hispano.

El resultó de ADN ratificó su sospecha: Jacob no era su hijo. Inmendiatamente regresó a El Salvador a buscar a su verdadero hijo, tres meses después de haber estado viviendo en Texas.

Las autoridades saldoreñas ayudaron a locarlizar a Moisés y devolver a Jacob a su madre biológica.


Rick Cushworth regresó a Dallas, pero Mercy se quedó a vivir en El Salvador con Moisés, su hijo verdadero. Y tras nueve meses en que se estuvo lidiando con los trámites migratorios en el país centroamericano, finalmente regresaron a Dallas, pero el bebé sólo tienes visa por tres semanas.

''Confío en que le darán la residencia, pero si no, me regreso a El Salvador con él hasta que se arregle el estatus migratorio'', aseguó Mercy.

Rick y Mercy demandaron al hospital y al ginecólogo en el 2015, pero ahora, decidieron retirar los cargos. Mientras, su abogado, Shaun Naidoo, explicó que podría tratarse de un error humano, pero no descartan de que en El Salvador haya tráfico de bebés.

Por lo pronto, la familia está reunida por primera vez en casa y no descartan la posibilidad de que algún día logren reunirse con Jacob, el hijo que también los hizo felices por unos meses.

Más contenido de tu interés