null: nullpx
Maltrato

Madre acusada de llevar a su hijo al médico sin necesidad sale en libertad bajo fianza

Una detective testificó que Christopher "realmente cree que se está muriendo" tras ser expuesto a procedimientos que pusieron su vida en peligro. Kaylene Bowen tiene prohibido acercarse al niño de 8 años.
19 Dic 2017 – 1:57 PM EST

DALLAS, Texas.- Poco después de que un juez redujera la fianza de la madre acusada de exagerar o mentir sobre los síntomas de su hijo de 8 años, Kaylene Bowen salió en libertad mientras espera su juicio.

El lunes se redujo el pago que tenía que desembolsar de 150,000 a 25,000 dólares y esa misma noche, a cerca de las 7:30 pm, dejó la cárcel del condado, indicó una vocera. Bowen está acusada de causarle serio daño físico a un menor, su hijo.

Fue arrestada luego de llevar a Christopher a hospitales y pediatras 323 veces. El niño fue sometido a más de una docena de intervenciones médicas, reportó el Star-Telegram de Fort Worth.


Durante la audiencia sobre la fianza de Bowen, la detective especialista en casos de abuso infantil, Kimberly Mayfield aseguró que Bowen empezó a inducir al abuso médico de Christopher cuando este tenía apenas 11 días de nacido. Afirmó que luego de años de tratamientos, incluso para pacientes terminales, el pequeño está convencido que está enfermo.

"Realmente cree que se está muriendo y realmente cree que necesita oxígeno y una sonda para alimentarse", le dijo Mayfield al juez, de acuerdo con WFAA.

Observadores apuntan a que podría tratarse de un caso del síndrome tradicionalmente conocido como Munchausen por poder, en el que una persona inventa o exagera los síntomas de otra bajo su cuidado. Sin embargo, expertos actualmente prefieren darle otros nombres porque no quieren que los acusados justifiquen sus acciones en un diagnóstico psiquiátrico.

El abogado de Bowen, Mike Howard, argumentó que su clienta no tiene un expediente criminal y lo que hizo fue porque estaba preocupada por el bienestar de su hijo.

De acuerdo con las condiciones de su fianza, Bowen no puede establecer contacto con Christopher o sus otros dos hijos, quienes están bajo custodia del estado, ni con ningún otro menor. Tampoco puede salir del condado de Dallas.

El miércoles se realizará una audiencia para discutir el futuro de Christopher, señaló una vocera de CPS.

Vea también:


En fotos: ellas fingieron la enfermedad de sus hijos y les indujeron síntomas de las formas más retorcidas

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés