Abortos

Fallo del Supremo sobre el aborto suscita opiniones divididas en Texas

Mientras políticos conservadores y el mismo Gobierno de Texas, han criticado la decisión del alto tribunal, varias activistas y organizaciones a favor del aborto, han saludado el fallo del Supremo.
28 Jun 2016 – 12:57 PM EDT

El histórico fallo de del Tribunal Supremo contra Texas, que refuerza el derecho de las mujeres a poner fin a su embarazo, ha generado opiniones contrapuestas en este estado.

Mientras políticos conservadores y el mismo Gobierno de Texas, han criticado la decisión del alto tribunal, varias activistas y organizaciones a favor del aborto, que es reconocido en todo el país desde 1973, han saludado el fallo del Supremo.

La senadora estatal Sylvia García, demócrata, afirmó en un comunicado que la Corte Suprema "tomó un paso monumental en proteger el derecho constitucional de las mujeres de Texas" y que el fallo constituye "el primer paso para remover estos obstáculos ilegales en los servicios médicos para mujeres".



Por su parte, el gobernador de Texas, Greg Abbott, afirmó que el fallo del alto tribunal "erosiona la autoridad legislativa estatal de salvaguardar la salud y seguridad de las mujeres" y de proteger "la vida inocente".

Hope Sanford, activista a favor de los derechos humanos e integrante de la organización Sin Huellas, señaló a Efe que la decisión del Supremo evitará que muchas mujeres tengan que viajar hasta 70 millas para que les practiquen un aborto, a causa de una ley estatal de 2013 que motivó el cierre de una veintena de clínicas abortistas.

"El gobierno de Texas quiso bloquear este derecho de la mujer diciendo que las clínicas eran inseguras, que no cumplían los requisitos médicos y que ponían en riesgo la vida de las madres, pero eso es totalmente falso", recalcó Sanford, enfermera y que trabajó 17 años con la organización Planned Parenthood, la mayor organización de planificación familiar en Estados Unidos.



Con el argumento de proteger la salud de la mujer, la ley de Texas declarada hoy inconstitucional exigía a las clínicas de aborto cumplir con estándares quirúrgicos hospitalarios y contar con la posibilidad de que sus pacientes sean trasladadas a hospitales a unas 30 millas de distancia de ser necesario.

Como consecuencia, las mujeres debían viajar a millas de distancia hasta otro estado donde pudieran abortar, lo que implica un gasto económico y ausentarse al trabajo, algo que las mujeres de clase baja no se pueden permitir.

La decisión del Tribunal Supremo motivó que cientos de mujeres en Washington celebraran el fallo como la mayor victoria de las últimas tres décadas en materia de derechos reproductivos



Lea también:

RELACIONADOS:AbortosDerechos de la MujerLocal

Más contenido de tu interés