Abuso Infantil

Desaparece sacerdote acusado de abusar sexualmente de tres adolescentes en Texas

El pastor Edmundo Paredes está siendo investigado por las denuncias que se presentaron en febrero, anunció la diócesis de Dallas. También se robó dinero de la parroquia el año pasado y creen que huyó del país. Un grupo de sobrevivientes criticó que no se haya informado antes de los alegatos de abuso.
20 Ago 2018 – 7:57 PM EDT

DALLAS, Texas.- Los feligreses de una iglesia en un vecindario hispano de Dallas se enteraron este fin de semana de que un sacerdote, que por años ejerció en su parroquia, fue acusado el pasado mes de febrero de abusar de tres adolescentes.

"Con el corazón lleno de dolor les informo de las acusaciones de abuso sexual por parte del padre Edmundo Paredes. Nuestra prioridad ha sido determinar la verdad y proteger a las víctimas que tuvieron el valor de presentarse", les dijo en español el obispo de Dallas, Edward Burns, durante una misa en la iglesia Santa Cecilia.

Los crímenes habrían ocurrido "hace más de una década" y las víctimas estaban en su "mediana adolescencia", señaló el sábado en la tarde.

Su anuncio se dio días después del reporte de un gran jurado que señala que más de 1,000 niños fueron abusados por 300 sacerdotes en Pennsylvania.

Paredes también habría robado decenas de miles de dólares de la parroquia y ahora está desaparecido, dijo Burns. Acotó que están en proceso de contratar a un investigador privado para intentar ubicar a Paredes, quien sospechan huyó a las Filipinas.

"Estamos buscando soluciones para crear un ambiente más seguro", señaló Burns. "Les ofrezco mis más sinceras disculpas por estos delitos que han ocurrido en su parroquia".


El obispo se quedó luego del anuncio del sábado en la tarde para contestar preguntas de los asistentes. Retornó a las misas del domingo.

Paredes ha sido suspendido y no puede ejercer o presentarse como sacerdote, según lo indicó el obispo.

Denuncias de abuso y críticas

La diócesis empezó a investigar a Paredes por robo en mayo de 2017, cuando era pastor de la iglesia. Este admitió haber hurtado fondos de la parroquia, señaló el obispo.

El sacerdote fue removido y suspendido en junio del año pasado. Calculan que se llevó entre 60,000 y 80,000 dólares, reportó The Dallas Morning News.

De acuerdo con el medio, Burns decidió comunicar las denuncias en contra de Paredes luego de una reunión de la Junta Diocesana de Evaluación, conformada por individuos que no pertenecen al clero y se encargan de aconsejar a la diócesis. El obispo también dijo que quería hacer los alegatos públicos luego del reporte sobre abusos sexuales en Pennsylvania.


Al dirigerse a feligreses, Burns aseguró que está "comprometido a continuar con los esfuerzos de transparencia". Sin embargo, voceros del capítulo local de SNAP, una red de sobrevivientes de abusos sexuales por parte de sacerdotes, cuestionó a la diócesis. Enviaron un comunicado titulado: "¿Por qué el obispo Burns ocultó información sobre abuso de menores en la parroquia Santa Cecilia por cerca de 6 meses?"

Critican que solo les haya tomado un mes suspenderlo por el robo de fondos, pero meses "notificar a los feligreses sobre los alegatos mucho más serios de abuso de menores".

"Esto es muy pertubador para nosotros y creemos que también debe serlo para la comunidad de Santa Cecilia", indicaron. "¿Por qué ocultar información crucial? ¿Fue para proteger a la diócesis de un escándalo? ¿Qué hay de la preocupación sobre la seguridad de los niños y la necesidad de consolar a los sobrevivientes? ¿Dónde está la transparencia que prometieron los obispos católicos?".

El grupo pide que el obispo Burns se ponga en contacto con todas las parroquias en las que trabajó Paredes, especialmente en las Filipinas.

Burns afirmó el fin de semana que se han comunicado con las autoridades en ese país, pero estas tampoco saben dónde está Paredes.

La diócesis afirmó que al conocer las acusaciones de abuso en febrero de este año, "representantes de la diócesis presentaron un reporte de inmediato ante las agencias del orden" para que investigaran. "Encontraron que los alegatos eran creíbles", indicó.

El obispo de Dallas pidió que si ha sido blanco de abuso se comunique con la coordinadora de asistencia a víctimas Mary Edlund, escribiendo al medlund@cathdal.org o llamando al 214- 379-2819.

El padre Daniel Rendón, actual reverendo de Santa Cecilia, llamó a tener fuerza y estar unidos.

"Hay dificultad, hay debilidad pero el señor nos mantendrá unidos", dijo. "Continuemos con este tiempo de sanación".

Ve también:


En fotos: las reacciones al acuerdo de 210 millones a víctimas de abusos sexuales en Minnesota

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés