Inmigrantes indocumentados

Congresista texana, quien también fue indocumentada, apoya a alumnas destacadas de Dallas y Austin

La congresista estatal demócrata Ana Hernández Luna considera que los insultos y comentarios negativos contra las alumnas indocumentadas, sobresalientes, dejan entrever el temor que tienen muchos en el país de que la comunidad latina salga adelante.
14 Jun 2016 – 12:47 PM EDT

DALLAS, Texas - El esfuerzo que han hecho para graduarse con máximos honores en diferentes preparatorias de Texas les ha valido a Larissa Martínez y Mayté Ibarra Lara obtener becas completas para prestigiosas universidades, pero no las ha salvado de críticas y amenazas por ser indocumentadas.


Aunque han recibido el aplauso de muchos que las consideran un ejemplo, las dos jóvenes nacidas en México han enojado a otras personas que han llenado las redes sociales con insultos.

En el caso de Ibarra Lara incluso ha recibido amenazas de denunciarla ante el servicio de inmigración.

Martínez reconoció en su ceremonia de graduación vivir en las sombras, mientras que Ibarra lo hizo a través de su cuenta de Twitter en un comentario que fue compartido más de 9.400 veces y ganó 20.000 "me gusta" en pocas horas, antes de que la estudiante tuviera que desactivar su cuenta debido a los insultos

Una situación que para la congresista estatal demócrata Ana Hernández Luna es muy dolorosa y deja entrever el temor que tienen muchas personas en el país de que la comunidad latina salga adelante, dijo.

"Ellos dicen que estos alumnos son una carga pero eso no es verdad, estos muchachos que se han esforzado en la escuela, así como sus familias pagan impuestos cuando van a la tienda, cuando compran un carro, aun cuando pagan renta", explicó la legisladora, quien también fue indocumentada en su niñez.

Para Hernández Luna, es un orgullo escuchar historias como las de Martínez e Ibarra, quienes han logrado becas pagadas al 100% gracias a sus propios méritos y no porque se las hayan regalado.

Hernández fue traída por su familia desde Reynosa (México) cuando apenas tenía un año y mencionó que fue gracias a la amnistía de 1986 que ella y su familia pudieron legalizar su estadía en este país.

"Si no hubiera sido por esa oportunidad, mi familia hubiera seguido en las sombras y quién sabe que hubiera pasado con nosotros, por eso entiendo perfectamente lo que viven estas personas", reveló.

La representante demócrata ha defendido fuertemente en el Congreso la permanencia de la ley estatal que permite a los estudiantes indocumentados pagar matrículas como si fueran residentes legales y no extranjeros.

"Yo felicito a estas jóvenes, las invito a que sigan adelante por ese mismo camino, que no se desanimen por las críticas, son muy valientes y son el ejemplo de lo que el país necesita", comentó sobre la decisión de las estudiantes de hacer público su estatus legal.

Larissa Martínez se graduó de la preparatoria McKinney Boyd en la ciudad de McKinney como Valedictorinan, con un promedio o GPA casi perfecto de 4,95 puntos, asistió a 17 clases avanzadas y el día de su graduación dijo abiertamente: "yo soy uno de 11 millones de personas que permanecen en las sombras".

Al revelar su sacrificio para salir adelante la estudiante agregó: "soy indocumentada y los indocumentados también son seres humanos".

En su caso la audiencia la aplaudió de pie según revelan diferentes medios de comunicación y un vídeo que circula en internet con su discurso.

La joven obtuvo beca completa para la Universidad de Yale y busca graduarse como médico neurocirujano.

En su discurso también reveló que, junto con su mamá y su hermana, salió huyendo México como víctimas de violencia doméstica, abusadas por su padre.

Martínez es una de las 65.000 jóvenes que cada año se graduan de preparatorias del país aun sin documentos de estadía legal en Estados Unidos, según el Concilio Americano de Inmigración.

Entre ellas está Mayté Lara Ibarra, quien se graduó con 4,5 de promedio y ganó 13 medallas durante los 4 años en la preparatoria Crockett de Austin (Texas).

Mayté obtuvo beca completa para seguir sus estudios en la Universidad de Texas.

Las cuentas de la joven en las redes sociales permanecen desactivadas luego del comentario que publicó en Twitter y que textualmente decía: "Valedictorian, beca completa para UT, 13 medallas, bonitas piernas ah! y soy indocumentada", ilustrado con figuras de graduación y una bandera de México.

Entre los comentarios a favor figuraban algunos que la señalaban como ejemplo, otros que le decían que regresara a México y algunos que le espetaban que por personas como ella apoyaban a Donald Trump, el aspirante republicano a la presidencia que quiere construir un muro entre EE.UU. y México.

La Universidad de Texas no emitió comentarios al respecto, pero señala que igual que las universidades estatales ellos basan la admisión de los estudiantes en su capacidad académica y no en su estatus migratorio.

Historias relacionadas:


Más contenido de tu interés